Enfermedades Crónicas

 

INDICE

 Definición y Ejemplos de Enfermedades Crónicas

 

Causas

 

Situación Actual México y Estados Unidos

 

Crecimiento Prevalencia 1970 al 2000 en EU

 

Pronóstico al 2030 en EU

 

Cómo Prevenirlas

 

Cómo Curarlas

 

 

 Definición y Ejemplos de Enfermedades Crónicas

 

 

 

 

 Definición

 

De manera general se le llama Enfermedad Crónica a aquella cuya duración se mide en años y que muchas veces es para toda la vida. Las enfermedades Agudas, en su mayoría de tipo infecciosas, pueden ser leves o muy serias pero su duración es corta y el paciente tiene tres posibilidades: Se alivia completamente; Muere el paciente al no poder enfrentar la infección; O se convierte en un padecimiento crónico como ocurre en cierto tipo de infecciones. En cualquier caso esto sucede en un período de días, o cuando mucho, pocos meses. Por su parte un padecimiento crónico se instala en el organismo de manera permanente y aunque también puede ser leve o muy grave, la vida del paciente no está en riesgo en el corto plazo. De hecho en la mayoría de los padecimientos crónicos la vida del paciente nunca está en riesgo.

No siempre queda claro si un padecimiento es crónico o no lo es, pues hay otros factores que pueden confundir la definición. Un ejemplo son los daños permanentes en un tejido que suele considerarse una enfermedad pero que nosotros preferimos considerarlo daño permanente. Un ejemplo de daño permanente es la Diabetes Uno la cual es resultado de una infección aguda que daña cierta cantidad de células del páncreas las cuales el organismo no puede restituir. El padecimiento avanza porque esta limitación genera daños en otros órganos, pero el daño en el páncreas queda estable. Otro caso frecuente de daño irreversible es el Enfisema que causa el hábito del cigarro. Preferimos separar entre daño en un tejido y Enfermedad Crónica, pues la enfermedad sí es curable y los daños en ciertas células no lo son.

También puede haber confusión entre enfermedad aguda y crónica en los casos de un daño sistemático que le hacemos a nuestro organismo por un mal hábito. Por ejemplo la acidez estomacal crónica al tener como costumbre comer alimentos sin fibra y con mucha grasa. La diferencia es que al siguiente día de cambiar los hábitos alimenticios por unos naturales, el padecimiento empezará a desaparecer. En este caso podemos considerar el padecimiento como agudo pues lo que es crónico es el mal hábito de alimentación.

Otra definición que se le da a las Enfermedades Crónicas es la de ser aquellas que la ciencia médica no puede curar. Aunque esto podrá ser verdad en la gran mayoría de los casos, la definición tiene excepciones importantes como lo es el Cáncer que con una buena atención se alivian más de la mitad de los pacientes de manera definitiva, o el caso de la Hepatitis C que con medicamento se pueden curar un cierto porcentaje de los pacientes.

Podemos diferenciar ambos tipos de padecimientos por la manera que tiene nuestro organismo de verlos y enfrentarlos. Los padecimientos Agudos son la reacción del cuerpo a una agresión externa de cortan duración como alguna sustancia, microbio, temperatura, o daño a un tejido, y por lo general la recuperación total del organismo será igualmente rápida. Por otra parte un padecimiento Crónico también puede implicar una agresión externa aunque de tipo permanente, pero hecha a un sistema de defensa débil o comprometido que no tiene la capacidad de resolver el problema. Podemos decir que los Padecimientos Crónicos son aquellos que se instalan porque las defensas del cuerpo se encuentran deterioradas o deprimidas, y mientras no cambie esta condición el padecimiento no se podrá curar.

La diferencia esencial entre ambos tipos de padecimientos es la salud de nuestras defensas, que también llamaremos Capacidad Curativa. Una persona con sus defensas sanas puede enfermarse de un padecimiento agudo y de la fortaleza de dichas defensas dependerá que tan rápido acabe el cuerpo con la enfermedad. En cambio, una persona con sus defensas sanas no podrá enfermarse de un padecimiento crónico. Por esta misma razón las enfermedades crónicas no se curan con medicamentos sino solamente corrigiendo el origen del problema que es una Capacidad Curativa deteriorada.

En resumen, podemos decir que una Enfermedad Crónica es aquella que la ciencia médica no puede curar, y en estos casos podemos saber que el paciente tiene sus defensas o Capacidad Curativa deterioradas. Esta definición es temporal pues en el futuro, cuando la ciencia aprenda a trabajar junto con las defensas del cuerpo, aprenderá a curar estas enfermedades.

 

 

Cómo ver las Enfermedades Crónicas

 

VISIÓN ACTUAL

 

El avance tan escaso que se ha logrado en la prevención y cura de este tipo de Padecimientos, en buena medida se debe a la forma de visualizar tanto el problema como la solución. Veamos algunos de estos conceptos erróneos que de manera crónica se repiten y que será necesario cambiar si realmente deseamos resolver este problema que crece día con día.

1.-

“LAS ENFERMEDADES CRÓNICAS SIEMPRE HAN EXISTIDO PERO EL PROBLEMA ES CADA DÍA MENOR”

FALSO. Algunos Padecimientos Crónicos probablemente siempre han existido, pero en una dimensión muchas veces menor a la actual. En prácticamente todos estos padecimientos, antiguos y nuevos, el porcentaje de pacientes (Prevalencia) se incrementa año con año. Padecimientos que ya existían, como el cáncer y la diabetes, que hace cien años eran relativamente poco comunes, hoy son un dolor de cabeza para la medicina moderna. Tal vez más preocupante resultan la cantidad de padecimientos nuevos que aparecen cada año y cuya prevalencia no deja de incrementarse.

El nivel de mortandad de los Padecimientos Crónicos es relativamente bajo y la medicina moderna ha sido exitosa en reducir aún más su nivel de mortandad, al grado que a pesar del aumento considerable en la cantidad de enfermos la esperanza de vida en los países desarrollados aumenta o, al menos, se mantiene estable. Se puede decir que en la modernidad hemos aprendido a vivir enfermos.

2.-

“NO HAY RELACIÓN ENTRE LOS DIVERSOS PADECIMIENTOS CRÓNICOS”

FALSO. Las Enfermedades Crónicas aparecen cuando falla nuestro Sistema de Defensa o Capacidad Curativa en su función básica de protegernos. Cuando esto sucede, la cercanía a un virus, la exposición continua a un químico, el abuso de algún alimento desnaturalizado o procesado, nuestra predisposición genética, y otros factores, definirán cuál Padecimiento Crónico vamos a contraer, pero el origen del problema es que nuestro sistema de defensa está débil y/o comprometido a realizar otras tareas vitales lo que evita que esté disponible en toda su capacidad para defendernos de las enfermedades. Una persona con sus defensas sanas, simplemente no podrá contraer un Padecimiento Crónico.

Cuando vemos que nuestra sociedad está invadida, a niveles históricos, de todo tipo de enfermedades crónicas, la primera pregunta que nos deberíamos hacer, no es cómo curar cada una de estas enfermedades en lo particular, sino qué es lo que está afectando de manera masiva a nuestras defensas, pues esta es la causa común que relaciona a todos los padecimientos crónicos.

3.-

“NO SE CONOCEN LAS CAUSAS”

FALSO. Existen grandes listados de factores o causales de los padecimientos crónicos, todos ellos propios de la vida moderna. Por mencionar algunos: Exposición sistemática a metales pesados, solventes, insecticidas, aromatizantes, desechos industriales; Contaminación a nivel global con químicos sintéticos del aire, agua, suelo y seres vivos; Amalgamas dentales con mercurio; Exposición prolongada a campos electromagnéticos como microondas o celulares; Consumo prolongado de drogas recreativas o medicamentos químicos; Hábito del cigarro; Etc.

Pero el causal que consideramos más agresivo hacia nuestras defensas es la alimentación moderna, cada día más artificial, con menos alimentos que vengan del campo y más alimentos procesados en una fábrica o en cadenas de comida rápida. Este tipo de alimentación afecta a las defensas de tres maneras: Contiene pocos micronutrientes pues al desnaturalizar los alimentos se pierden la mayoría de su valor nutricional como fibra, enzimas, antioxidantes, vitaminas, etc.; Se le adicionan grandes cantidades de sustancias sin valor alimenticio como grasas, azúcar refinada, harina refinada, sal, etc. que el cuerpo se ve obligado a procesar y desechar con un gasto inútil de energía; Para regresar su apariencia natural y ayudar a que dure más tiempo sin descomponerse, se le adicionan químicos sintéticos que fuerzan al cuerpo a retirarlos por considerarlos tóxicos.

La evolución del ser humano tomó más de 10000 siglos, en los cuales su alimentación fue siempre natural. El hombre moderno, en un solo siglo, decidió cambiar este hábito natural y diseñar su propia alimentación: los alimentos procesados. La pandemia histórica de padecimientos crónicos es la manera en que la naturaleza nos dice que no está de acuerdo.

4.-

“NO PODEMOS HACER MUCHO POR EVITARLAS”

FALSO. Dentro del listado de causales que deterioran nuestras defensas, habrá algunos que no podamos evitar, no al menos de manera personal, como la contaminación del aire, agua y suelo. Sin embargo, sí hay mucho que podemos hacer en la contaminación interior de nuestro cuerpo que es la principal causa del deterioro de nuestras defensas. Simplemente, cada vez que sustituimos de nuestra dieta habitual un alimento procesado en una fábrica o en una cadena de comida rápida por un alimento totalmente natural, le llevamos un descanso a nuestro agobiado sistema de defensa. Si hacemos un hábito de estas pequeñas acciones cotidianas para evitar ensuciar nuestro interior, reduciremos considerablemente las posibilidades de contraer un padecimiento crónico (Ver tema Cómo Prevenirlos más adelante en este mismo botón).

En la realidad de la vida moderna, no podemos evitar que a través de la piel, pulmones o alimentos, llevemos a nuestro interior cierta cantidad de sustancias tóxicas, pero sí podemos reducirlas de manera considerable. Esta no es una tarea fácil pues los químicos y la comida artificial forman parte integral de la vida moderna. Sin embargo, cualquier sacrificio que hagamos en esta dirección significará un cuerpo más sano y una mejor calidad de vida presente y futura.

5.-

“SON INCURABLES”

FALSO. Dentro de la Medicina Natural, teóricamente todas las enfermedades crónicas son curables, pues si limpiamos de toxinas células, tejidos y órganos, y alimentamos bien al organismo, nuestro sistema de defensa estará fuerte y disponible para vencer cualquier enfermedad. A la terapia natural de limpieza interior y en general de recuperación de nuestra Capacidad Curativa, se le llama: Tratamiento de Desintoxicación. Lo que hace un Tratamiento de Desintoxicación es optimizar el uso de la energía disponible durante un período prolongado para darle oportunidad a la Capacidad Curativa de revertir el Padecimiento.

En la realidad actual esta teoría es verdad sólo de manera parcial, pues en la gran mayoría de los cientos de enfermedades crónicas no existe experiencia como para afirmar objetivamente que pueden ser curadas con un Tratamiento de Desintoxicación. Incluso donde sí existe tal experiencia no contamos con información precisa de los porcentajes de éxito. A pesar de estas carencias de estudios, podemos afirmar que en la mayoría de los tratamientos de desintoxicación implementados se logra la cura total del padecimiento. Con relación a la reparación de los tejidos dañados por la enfermedad, esto dependerá del tipo de tejido.

Es claro que hay una infinidad de estudios por hacer para mejorar estos tratamientos de limpieza celular o de recuperación de la Capacidad Curativa, pero no dudamos que este es el camino a seguir. En la medida que la ciencia avance en este camino de curación, se irán mejorando los resultados y cada día las posibilidades de éxito en la práctica se acercarán a lo que la teoría dice.

 

VISIÓN NUEVA

 

MISMO CAMINO, MISMOS RESULTADOS

La visión sobre los Padecimientos crónicos que, en lo general, la sociedad moderna ha tenido en las últimas generaciones, no sólo no ha ayudado a resolver el problema, sino que ha propiciado su continuo incremento, pues cada día estamos más expuestos a la entrada de químicos a nuestro organismo y cada día nuestra alimentación es más artificial. El esfuerzo científico se ha enfocado en aliviar los síntomas y prolongar la vida de los paciente, mas no en prevenirlos ni menos aún en curarlos.

Sorprendentemente muchas personas no han perdido la fe y le apuestan a que la ciencia médica invente algunas pastillas que prevengan y curen estos padecimientos sin la necesidad de hacer cambios en nuestros hábitos de vida. Esto no va a suceder, pues no podemos ir en contra de la naturaleza y al mismo tiempo estar sanos. Vivir en la modernidad no debe significar alejarnos de la naturaleza sino por el contrario, la verdadera modernidad debe ser sustentable, es decir sin la necesidad de destruirnos a nosotros mismos.

CUESTIONARNOS EL CAMINO

Después de tanto dolor que las Enfermedades Crónicas han causado a varias generaciones, es tiempo ya de empezar a hacernos preguntas básicas que puedan explicar estos padecimientos claramente propios de la modernidad. Por ejemplo:

En relación al camino que la ciencia médica ha seguido para combatir estas enfermedades durante los últimos 60 años podríamos preguntarnos: ¿Por qué continúan aumentando en cantidad de padecimientos y en cantidad de pacientes? ¿Por qué no los podemos prevenir? ¿Por qué no hemos aprendido a curar prácticamente ninguno? ¿Si los Tratamientos de Desintoxicación dan buenos resultados por qué no hacer pruebas clínicas? ¿No será tiempo de cambiar el camino?

Con relación a los posibles causales podríamos preguntar: ¿Será coincidencia la aparición e incremento de los padecimientos crónicos y de los químicos sintéticos? ¿Cómo ve nuestro cuerpo estas sustancias que no están en su memoria genética? ¿Podrá transformarlas, aprovecharlas, desecharlas? ¿Cuál es la cantidad máxima de estas toxinas sintéticas que nuestro cuerpo puede procesar o desechar al día? ¿Qué tanto impactan en la fortaleza de las defensas en el largo plazo? ¿No será conveniente que antes de autorizar estos químicos para ser adicionados a los alimentos, se realicen pruebas clínicas de largo plazo considerando la cantidad y variedad que en la realidad el hombre moderno lleva a su interior diariamente? ¿Qué tanto influyen los alimentos procesados modernos en las enfermedades crónicas?

INCORPORAR CONCEPTOS NATURALES

Debido a la manera de visualizar las enfermedades, la medicina científica moderna ha encausado sus esfuerzos en tratar de curar los padecimientos crónicos con medicamentos como si fueran padecimientos agudos, con los resultados que ya conocemos. El cuerpo humano es mucho más complejo aún de lo que imaginamos y si la ciencia médica va a proponer solamente lo que comprende, el avance será muy lento. Los siguientes son algunos conceptos naturales que podrían ser incorporados a la medicina moderna para avanzar más rápido en la cura de Enfermedades Crónicas.

a.-

No tratar de curar directamente la enfermedad crónica local, como si fuera un padecimiento agudo, pues esta no es en sí la enfermedad sino el resultado de un sistema de defensa deteriorado y comprometido por una intoxicación general. La enfermedad crónica es un síntoma local de un padecimiento sistémico. Por ejemplo, un tumor canceroso es el síntoma, y la incapacidad de las defensas para evitarlo, la enfermedad.

b.-

Ver al organismo como un todo. No es posible tener enferma una parte de nuestro cuerpo de manera crónica, y estar sano del resto. Si una parte de nuestro cuerpo está permanentemente enfermo es porque todo nuestro cuerpo está enfermo.

c.-

No ver órganos o tejidos enfermos sino células enfermas de todo nuestro organismo. Si nos enfocamos en curar una sola célula y lo logramos querrá decir que curamos a todas. La célula que está enferma tiene sustancias extrañas dentro y fuera de ella.

d.-

No buscar la solución en una píldora milagrosa ni en ningún medicamento, sea natural o sintético, sino en tratamientos que ayuden a la desintoxicación y a la nutrición de nuestra célula enferma. Los tratamientos que mejoren la circulación sanguínea, que lleven más oxígeno, más nutrientes, que estimulen al hígado, los riñones o al sistema inmunológico, serán siempre una ayuda en la limpieza interior, y por lo mismo son la base para recuperar la Capacidad Curativa.

e.-

Basar la prevención en reducir la entrada a nuestro organismo de sustancias sintéticas, sal, y alimentos desnaturalizados, y en aumentar los alimentos de origen vegetal en estado natural. “Hacer que nuestro alimento sea nuestra medicina y que nuestra medicina sea nuestro alimento”.

f.-

Creer en el diseño de la Naturaleza. El enfoque central del médico deberá dirigirse a prevenir las enfermedades. Cuando ya existe el padecimiento su tratamiento deberá basarse en la nutrición y limpieza interior del organismo y dejar en manos de la naturaleza la curación del Padecimiento Crónico. Nuestro cuerpo está bien diseñado, si enfermamos es porque no sabemos operarlo.

 

 

 

 Ejemplos de Padecimientos Crónicos

 

La variedad de Padecimientos Crónicos se cuenta por miles y crece alarmantemente año con año. La gran mayoría de ellos se conocen por sus síntomas y su nombre pero no sus causas ni menos aún cómo curarlos. La lista a continuación incluye únicamente las Enfermedades que comentamos en esta página (Ver botón: Padecimientos) y que corresponden a las más frecuentes.

 

SISTEMA CIRCULATORIO

Angina de Pecho

Arritmia y Palpitaciones

Claudicación Intermitente

Colesterol e Hipertensión

Embolia o Derrame Cerebral

Flebitis

Hemorroides

Irrigación Cerebral Deficiente

Irrigación General Deficiente

Insuficiencia Venosa

Úlceras Varicosas

 

TRACTO DIGESTIVO

Diverticulosis

Inflamación Intestinal Crónica

Úlcera Gástrica

 

DOLORES

Migraña

Reumatismo

 

ENFERMEDADES AUTOINMUNES

Artritis Reumatoide

Colitis Ulcerosa

Enfermedad Celíaca

Enfermedad de Crohn

Enfermedad de Graves

Enfermedad de Hashimoto

Enfermedad de Meniere

Esclerodermia

Esclerosis Múltiple

Esclerosis Lateral (ELA)

Fatiga Crónica y Fibromialgia

Lupus (LES)

Psoriasis

Síndrome de Raynaud’s

Síndrome de Sjogren’s

Vitíligo

 

ENFERMEDADES DE LA MENTE

Alzheimer

Bipolaridad

Depresión Crónica

Desorden Obsesivo Compulsivo

Enfermedad de Párkinson

Epilepsia

Esquizofrenia

Nerviosismo y Estrés

 

ENFERMEDADES DEL HÍGADO Y METABÓLICAS

Alergias

Cálculos Biliares

Cáncer

Cirrosis Hepática

Colesterol e Hipertensión

Diabetes Tipo Dos

Gota

Hígado Graso

Obesidad

Osteoporosis

 

INFECCIONES CRÓNICAS

Herpes

Hepatitis B y C

Infecciones Virales Crónicas

Papiloma Genital

Tuberculosis

VIH Positivo

 

SISTEMA REPRODUCTIVO

Desbalance Hormonal en la Mujer

Endometriosis

Fibroadenoma

Frigidez Física

Infertilidad Femenina

Infertilidad Masculina

Menopausia, Molestias

Menstruación Irregular Crónica

Hiperplasia Prostática Benigna

 

TRACTO RESPIRATORIO

Asma

Enfisema

Neumonía Crónica

Sinusitis

 

RIÑONES Y TRACTO URINARIO

Cálculos Renales

Insuficiencia Renal

Pólipos en la Vejiga

 

VISIÓN

Cataratas

Glaucoma

Mácula Degenerativa

Retinopatía Diabética

 

  Regresar al Índice

 

 Causas

 

 

 

 

Causa General

 

Los Padecimientos Crónicos tienen una causa común que es en sí su origen: El deterioro de las defensas del cuerpo. No nos referimos solamente al Sistema Inmune, sino en general a la función curativa que tiene cada célula, tejido, órgano y sistema, es decir a la Capacidad Curativa del cuerpo. Cuando sufrimos una agresión externa, como pudiera ser el caso de la entrada de un microbio, nuestro cuerpo reacciona con un Padecimiento Agudo el cual, normalmente, termina en poco tiempo con el problema. En cambio, cuando el problema está en nuestro interior como sucede con una Capacidad Curativa deteriorada, nuestro cuerpo está expuesto a sufrir todo tipo de enfermedades como una falla en cualquier función del cuerpo o una infección provocada por un microbio que normalmente vive en nuestro interior de manera inofensiva. La diferencia en estos casos es que el padecimiento no se aliviará mientras permanezca el origen del problema que es una incapacidad de nuestras defensas para protegernos.

Aunque los Padecimientos Crónicos siempre han existido, particularmente en personas de avanzada edad o en condiciones especiales cuando se abaten las defensas, no fue sino hasta hace aproximadamente cien años que este tipo de padecimientos empezó a aumentar de manera sostenida tanto en porcentaje de pacientes (prevalencia) como en la aparición de nuevos padecimientos. La vida moderna está llena de causales que deterioran nuestras defensas pero sin duda la causa central es la introducción al organismo de los químicos sintéticos que hacen su aparición hace aproximadamente un siglo y que desde entonces han venido aumentando en cantidad y variedad hasta nuestros días.

 

 

 
 Químicos Sintéticos

 

QUÍMICOS EN EL MEDIO AMBIENTE

Los químicos sintéticos son sustancias diseñadas por el hombre y producidas en fábricas, razón por la cual cuando entran a un ser vivo como una planta, un animal o una persona, no le será posible metabolizarla pues no se encuentran en la memoria genética de los seres vivos. Esto hace que los sintéticos sean sustancias indeseables para los seres vivos, pues no los pueden aprovechar y sí es necesario retirarlos por ser desconocidas.

Un problema de estas sustancias es su variedad la cual se cuenta por centenares de miles de tipos diferentes, y otro es su volumen de producción que rebasa los 400 millones de toneladas cada año. Esta producción tiene un efecto acumulativo pues en un buen porcentaje estas sustancias no se degradan, como lo hacen las sustancias naturales, sino que permanecen estables durante muchos años.Sin embargo, lo que ha hecho grave el problema de los químicos, es la falta de temor o precaución que se les ha tenido por parte de fabricantes y autoridades de tal forma que se aplican y desechan indiscriminadamente con la consecuente contaminación del aire, de las aguas dulces y saladas, de todo tipo de suelo y del interior de los seres vivos. Una variedad de estos químicos son los metales pesados que son sustancias naturales conocidas por los seres vivos pero que ahora las reciben en cantidades miles de veces mayores que como se presentan en la naturaleza. El mercurio es el más dañino de estos químicos pues por sí mismo es responsable de un sinnúmero de Padecimientos Crónicos.

Esta falta de temor o respeto a los sintéticos ha hecho que terminen en pastas de dientes, amalgamas para los dientes, aromatizantes caseros, insecticidas de plantas comestibles, alimentos, etc. No proponemos dejar de fabricar los sintéticos pues iríamos en contra de la modernidad, pero sí podríamos regularlos, fabricarlos y distribuirlos de manera responsable para que ninguna cantidad de ellos termine contaminando el aire, el agua, el suelo o los seres vivos.

QUÍMICOS EN LOS ALIMENTOS

La adición de químicos sintéticos en la alimentación moderna es la principal causa de la pandemia histórica de Padecimientos Crónicos que estamos viviendo. No contentos con rociar pesticidas a las cosechas y con suministrar hormonas y antibióticos sintéticos a los animales para acelerar su crecimiento, la mayoría de los alimentos del campo no van a los hogares para su consumo sino llegan a fábricas de alimentos procesados por una segunda adición de químicos, los llamados aditivos sintéticos. Estas sustancias, que se cuentan por miles, son la base de los alimentos procesados pues le dan el color, sabor, textura, consistencia, olor, apariencia de frescura, etc. para hacerlos parecer naturales.

Los procesos industriales hacen que los alimentos naturales pierden no solamente su aspecto o apariencia, sino la mayor parte de sus micronutrientes como la fibra, enzimas, vitaminas, antioxidantes, etc. Los alimentos procesados, base de la alimentación moderna, podrán tener una apariencia natural, pero para el organismo no solamente son muy pobres en micronutrientes sino que contienen una gran cantidad y variedad de sustancias desconocidas lo cual obliga a nuestras defensas a retiradas del cuerpo. Nuestro organismo está diseñado para retirar las sustancias indeseables por lo que no sería problema si de vez en cuando las lleváramos a nuestro torrente sanguíneo. El Problema es que en nuestros alimentos cotidianos llevamos a nuestro interior estas toxinas obligando a nuestro cuerpo a retirarlas día y noche para evitar una intoxicación, lo que reduce la disponibilidad de nuestras defensas para protegernos de los padecimientos. La Intoxicación por químicos y la Desnutrición por falta de micronutrientes son características del hombre moderno que deteriora sus defensas o Capacidad Curativa y lo expone a contraer un Padecimiento Crónico.

QUÍMICOS EN LAS MEDICINAS

No podemos negar los beneficios de los medicamentos fármaco (químicos sintéticos) en la curación de Enfermedades Agudas y en el alivio de los síntomas de Padecimientos Crónicos. Aunque los sintéticos generalmente producen efectos secundarios, el criterio del mal menor prevalece en su indicación. Sin embargo, el deterioro de las defensas no está considerado en este criterio y muchas veces sus efectos en la reducción de la capacidad curativa son importantes. Tal es el caso de las hormonas sintéticas que al deteriorar el balance hormonal de la mujer reducen sus defensas. A manera de ejemplo podemos señalar el caso de los anticonceptivos pues su efecto intencional es precisamente descomponer el sistema reproductivo, algo que se puede ver muy práctico para la ciencia pero que para el organismo es una señal de alarma. Lo que el cuerpo ve es un Sistema que funciona mal y que hay que reparar, lo que consumirá parte de nuestras defensas. El resultado lo podemos ver en la prevalencia de las Enfermedades Crónicas la cual es claramente mayor en las mujeres de edad reproductiva, no solamente debido a un gran incremento de los padecimientos propios de la mujer sino en otros grupos como el de las Enfermedades Autoinmunes donde la relación de mujeres a hombres es más del doble.

Cuando una persona busca aliviar los síntomas de un Padecimiento Crónico, lo prudente desde el punto de vista natural es agotar las opciones herbolarias antes de depender de los fármacos pues aunque pueden ser efectivos en aliviar las molestias, nos alejarán de una curación definitiva ya que son químicos sintéticos, la causa original del padecimiento.

 

 

 

 Causas Particulares

 

El deterioro de las defensas o de la Capacidad Curativa, que llamamos Causa General, provoca las condiciones para que se instale un Padecimiento Crónico, pero normalmente no definirá cuál de ellos será. Dentro del propio cuerpo y del entorno del paciente existen Causas Particulares o individuales que ayudarán a establecer la o las enfermedades que sean más propicias por instalarse. Con frecuencia las instituciones médicas ponderan como principal Causa Particular al aspecto genético del paciente. En opinión de algunos naturistas los principales factores o causas particulares son de origen Ambiental, como nuestra historia médica, hábitos alimenticios, entorno, hábitos de vida, sucesos emocionales, etc.

En la identificación de Causas Particulares la ciencia ha avanzado muy poco pues el enfoque no ha sido preventivo sino más bien el de aliviar los síntomas así como reducir la mortandad. Con el uso de la observación y el sentido común más que con la elaboración de estudios clínicos, podemos especular sobre las causas particulares de algunos grupos de padecimientos, por ejemplo:

Enfermedades de la Mente: Intoxicación con plomo, mercurio o endulzantes artificiales, con frecuencia en combinación con un virus.

Padecimientos en Tracto Digestivo: Combinación de una Bacteria con una alimentación muy baja en fibra como es el caso de los Alimentos Procesados.

Padecimientos en el Sistema Circulatorio: Alimentación típica moderna consistente en un exceso de grasas saturadas y artificiales (trans), así como una baja ingesta de antioxidantes y micronutrientes naturales como frutas y verduras frescas.

Padecimientos Autoinmunes: Como causa general frecuente el mercurio y las hormonas sintéticas y como causa particular diversos patógenos que viven en el organismo de manera inofensiva como mycoplasma en la membrana mucosa de pulmones, sistema digestivo, urinario, etc., así como virus que viven en estado latente en el sistema nervioso central o periférico como todos los tipo herpes. Algunos ejemplos son, Mycoplasma en Artritis Reumatoide, Herpes 6 en Esclerosis Múltiple, un Protozoario en Lupus Eritematoso, Herpes 1 en Meniere, Mycoplasma en Esclerodermia.

Enfermedades del Hígado: Alimentación con exceso de grasa animal, aditivos sintéticos, medicamentos fuertes de uso prolongado, Infecciones virales crónicas, abuso del alcohol, alimentación baja en micronutrientes.

Cáncer: Intoxicación con químicos o mercurio como causa general y excesos de carne roja, grasa animal, sal, y azúcar refinada como Causales Particulares.

Diabetes: Consumo excesivo de calorías provenientes de carne roja y de azúcar refinada combinado con una vida sedentaria con poco gasto de calorías.

Padecimientos de la Mujer: La principal Causa General y Particular es el consumo de Hormonas Sintéticas que la mujer toma en medicamentos como anticonceptivos, o en alimentos animales como carne de res o leche.

Padecimientos del Tracto Respiratorio: Combinación de aire contaminado con humos y químicos con la bacteria Mycoplasma.

 

  Regresar al Índice

 

 Situación Actual en México y Estados Unidos (EU)

 

 

 

 

 Mortandad

 

Gráfica 1  MORTANDAD  TOTAL 1900 – 2000 (MEXICO y EU)

(Tasa No Estandarizada por Edad)

 

 

 

 COMENTARIOS GRÁFICA 1

  • La mortandad mostrada es total e incluye Enfermedades Agudas y Enfermedades Crónicas. A principio del siglo 20 la mayor parte de las defunciones eran causadas por Enfermedades Agudas, mientras que a final de siglo la gran mayoría de las muertes las causan los Padecimientos Crónicos. Los datos para ambos países son los reales (Tasa Cruda), por lo que la gráfica no sirve para comparar ambos países pues la edad promedio es muy diferente. Para comparar países se debe hacer utilizando la Tasa Estandarizada por Edad.
  • La drástica reducción de la mortandad que se muestra a partir de principios de siglo en EU, y a partir de los años 50’s en México, obedece a la reducción de los padecimientos agudos infecciosos, resultado de mejoras en la salubridad y atención médica en ambos países.
  • Si observamos los últimos 40 años en EU, la mortandad ha mantenido una disminución ligera aunque estable a pesar de que los padecimientos crónicos han aumentado considerablemente. Esta estabilidad en mortandad se ha logrado aumentando la atención y cobertura en salud proporcionalmente al aumento en los padecimientos crónicos, como se aprecia en las gráficas de Gasto en Salud 6 y 7.
  • En los últimos años de la gráfica de México, se aprecia que hemos llegado a la etapa donde ya no se reduce la mortandad de los padecimientos agudos, y existe una presión de las enfermedades crónicas a aumentar la mortandad, lo que se traduce en la curvatura natural de la gráfica como una tendencia a rebotar, es decir que la mortandad comience a aumentar. Para mantener la mortandad estable (la gráfica horizontal), será necesario incrementar nuestro gasto en salud. Sin embargo, si a diferencia de EU que invierte en mejorar y ampliar los tratamientos médicos (acciones correctivas), México invierte en acciones preventivas, el costo humano y económico sería enormemente menor.
  • Podemos apreciar al comparar ambas curvas, que la tasa de México es considerablemente menor a la de EU. La razón es que México es un país más joven, si estandarizamos la gráfica por edades, queda México ligeramente arriba. Por otra parte, podemos decir que el nivel de mortandad de México es relativamente bueno comparado con países desarrollados, tomando en cuenta que su gasto en salud es mucho menor al de ellos (el menor gasto dentro de los países de la OCDE).
  • Las fuentes utilizadas para la gráfica de México son: La Secretaría de Salud y el libro “100 años de Mortandad en México” por Caposortega Cruz, editorial DEMOS, 1997.
  • La tasa de Mortandad es la cantidad de defunciones al año por cada 100 mil habitantes. Por ejemplo, si decimos que la mortandad por diabetes en México es de 63, quiere decir que anualmente mueren 63 personas de diabetes por cada 100 mil habitantes.

 

 

Gráfica 2  MORTANDAD EU y MEXICO – PRINCIPALES CAUSAS

(Tasa No Estandarizada por Edad)

 

 

 

COMENTARIOS GRÁFICA 2

  • Las seis primeras causas de mortandad para ambos países son padecimientos crónicos. En los padecimientos cardiacos, cerebro-basculares, pulmonares y en el cáncer, los niveles de mortandad en México son mucho menores que los de EU, a pesar de que su cobertura en el tratamiento médico de dichos padecimientos en EU es considerablemente mayor a la de México. Esto indica que la diferencia en prevalencia a favor de México es todavía más grande. En cuanto a la diabetes, donde la prevalencia de México es ligeramente mayor a la de EU, existe una mortandad muy superior debido a la diferencia en cobertura médica. Por su parte, los niveles de mortandad por problemas hepáticos en México, obedecen a la combinación de un nivel bajo de atención médica junto a un alto índice de alcoholismo.
  • En cuanto a la evolución en EU de estos seis padecimientos en los últimos 50 años, la mortandad de los padecimientos cardiacos se redujo significativamente, mientras que la mortandad de los otros cinco aumentó.
  • Cabe mencionar que del total de padecimientos crónicos, solamente una mínima parte son mortales. Por esta razón, la forma adecuada de medir estos padecimientos es a través de la Prevalencia que es el porcentaje de personas enfermas.

 

  Regresar al Índice

 

 

 

Prevalencia

 

 Gráfica 3  PREVALENCIA DE PADECIMIENTOS CRÓNICOS (EU)

 

 

 

COMENTARIO GRÁFICA 3 Y TABLAS 1 y 2

  • Los datos disponibles son para EU. Podemos inferir que en México la prevalencia general de las enfermedades crónicas es actualmente mucho menor, aunque la tendencia clara es a llegar en un futuro a los mismos índices. Qué tan lejano o próximo sea ese futuro dependerá de que tanto modifiquen ambos países sus hábitos de vida particularmente en los alimenticios.
  • La Prevalencia es el porcentaje de la población que a una fecha fija padece alguna enfermedad en particular. Por ejemplo, si decimos que la prevalencia de la diabetes en México es de 6.5, quiere decir que el 6.5% de los Mexicanos tienen diabetes.
  • Se incluyen sólo padecimientos relativamente comunes.
  • El criterio para definir el nivel de gravedad en la tabla 1, es arbitrario.
  • En el nivel de gravedad “bajo”, se incluyeron algunos padecimientos serios propios de la vejez, esto a fin de no alterar la información de mediana y alta gravedad que son principalmente aplicables para adultos menores de 64 años.
  • Como se aprecia en la tabla 1, la mayor parte de los padecimientos crónicos no ponen en peligro la vida, aunque muchos pueden llegar a ser incapacitantes.
  • En la tabla 2 agrupamos algunos de los más de 50 padecimientos crónicos llamados Autoinmunes. Muchos de estos padecimientos son de reciente aparición y en su mayoría no son mortales, aunque sí incapacitantes.
  • Una persona puede tener uno o más padecimientos crónicos. Se estima que más del 50% de la población tiene uno o más padecimientos crónicos de mediana o alta severidad y no 74% más 23% como indica la Tabla 1.
  • Los datos de Prevalencia de la Tabla 1 pueden variar a los mostrados en el siguiente tema en la tabla Datos Prevalencia Reciente 36 Padecimientos, por ser estos últimos más recientes y algunos con diferentes bases.

 

 Tabla 1  PREVALENCIA DE ALGUNOS PADECIMIENTOS

 

PREVALENCIA  DE  PADECIMIENTOS  CRÓNICOS  EN  EU  (% HABITANTES ENFERMOS)

N I V E L    D E    G R A V E D A D

Ubicación del Padecimiento

BAJO                   

MEDIANO                 

ALTO                 

Fuente

PIEL

Eczema = 5.5                   

Zoster = 0.18   

NIAMS              

NHNS

HÍGADO Y SIST. DIGESTIVO

 Obstruc. Biliar = 5.4

Hernia Estomacal = 1.5         

Inflam. Intest. = 2.0  

Úlcera Pep. = 1.8

Obstrucc. Biliar =1.1

Cirrosis = 1.1            

Hepatitis C = 1.4       

Hepatitis B = 0.7                 

NIAID              

NIH                    

NWHIC            

CDC

JVH

SISTEMA URINARIO

Uretritis = 10.0

Cistitis = 0.3                        

Deficiencia Renal    = 2.9*                     

Deficiencia Renal   = 2.9*

KUFA      

NHNS

JAMA

SISTEMA                

REPRODUCTOR

Herpes 2  = 24.6                

Papiloma Gen. = 7.3         

Endometriosis = 5.0           

Policistitis = 1.5        

Infertilidad  F.= 2.5

Infertilidad M.= 1.2

HPB = 1.1

Ovario Polic. = 1.0

Fibrosis Uterina = 1.3

NIAID              

NWHIC                    

ASRM              

NIDCD

NHIS

SISTEMA CIRCULATORIO

Hemorroides = 3.8              

Venas Varico. = 4.5          

Angina = 2.3                      

Arritmia = 5.3                      

Hipertensión = 11.0*  

Colesterol = 7.2

 Anemias = 1.6                    

Hipertensión = 5.5*                      

P. Cardiacos = 4.6

P. Cerebro Vascu. = 1.6

CDC              

NHIS                    

NHLBI              

NCHC           

ANA

SISTEMA OSEO Y MUSCULAR

Osteoporosis =10.2         

Osteoartritis = 13.6

Bursitis = 3.2                      

P. en Discos = 2.5                  

Gota = 1.0

Artritis = 3.1

NIAMS 

NHIS            

SISTEMA ENDÓCRINO

 Diabetes 2= 2.9*  

Diabetes 2 = 3.0*

CDC

NHIS             

SISTEMA INMUNOLÓGICO

Rinitis Alérgica = 10.0

P. Autoinmunes = 4.2*

Alergia Alimentos  =  3.9

P. Autoinmunes = 4.3*               

Cáncer = 3.7                   

VIHPositivo =  0.3                          

NWHIC                 

NIASD           

NIAMS

FAAN 

CDC                           

CEREBRO Y SISTEMA NERVIOSO

Alzheimer = 1.47                

Parkinson = 1.10                  

Hiperactividad = 1.2

Epilepsia = 0.8 

Esquizofrenia = 0.81       

Bipolaridad = 2.1                       

Depresión C. = 2.0

Ansiedad Sev. = 1.2

Fobias Severa = 5.4                                                    

USSG               

NIMH

CDC

SENTIDOS

Deuteranopia =1.0             

Ceguera = 0.4                   

Sordera = 1.4                    

Glaucoma = 0.37               

Cataratas = 2.0                 

P. Cornea = 2.1*

Glaucoma = 0.74               

P. Cornea = 2.0*                      

Herpes O. = 0.15                   

P. Retina = 0.66                  

NHIS          

DOLORES

Reumáticos = 0.7              

Migraña = 5.4*

Migraña = 5.4*

NINDS

SISTEMA RESPIRATORIO

Bronquitis =2.2             

Asma = 3.6*                       

Asma = 3.6*                         

Obstruc. Pulmonar   = 6.2           

NHLBI               

NIAID

NHIS

PROBLEMAS PSIQUIÁTRICOS

Ansiedad y Fobias no severas = 13.3              

NIMH

 

T O T A L   (%)

 

 

165

 

74

 

23

 SIMBOLOGÍA INSTITUCIONES: NIAMS = National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and skin.

NWHIC = The National Women's Health Information Center. NIAID = National Institute of Allergy andInfectious Disease.

NIMH = National Institute of Mental Health. CDC = Center of Disease Control. NHNS = National Health and Nutrition Survey. NIH = National Institute of Health. KUFA = Kidney and Urology Foundation of America. ASRM = American Society for Reproductive Medicine. NIDCD = National Institute of Deafness and Other Communication Disorder. NHIS = National Health Interview Survey. NHLBI = National Heart Lung and Blood Institute. NCHC = National Coalition on Health Care. AHA = American Heart Association. USSG = U. S. Surgeon General. NINDS = National Institute of Neurological Disorders and Stroke. JVH = Journal of Virol. Hep.  FAAN = Food Alergy and Anaphylaxis Network                                                                                                                                                        

NOTAS: El asterisco (*) significa que la prevalencia de ese padecimiento se repartió en dos niveles de gravedad.                                                                                                               

 

 

Tabla 2  PADECIMIENTOS AUTOINMUNES

 

PREVALENCIA DE PADECIMIENTOS CRÓNICOS AUTOINMUNES EN EU

PADECIMIENTO

% de la Población Enferma

DIABETES UNO

O.12

ESPONDIOLITIS AQUILOSANTE

0.13

VITILIGO

0.74

ANEMIA PERNICIOSA

0.15

ESCLERODERMA

0.11

ENFERMEDAD DE CROHN'S

0.18

ENFERMEDAD DE HASHIMOTO

0.55

PSORIASIS

2.02

ENFERMEDAD DE GRAVES

1.12

LUPUS ERITOMATOSO SIST.

0.51

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

0.14

ARTRITIS REUMATOIDE

0.92

ENFERMEDAD DE SJOGREN'S

0.37

ENFERMEDAD CELÍACA

0.4

OTROS 50 PADECIMIENTOS

1.14

TOTAL

8.5

FUENTES PRINCIPALES: 

INSTITUCIONES: NIAID, NWHIC, NIAMS 

LIBRO: "The Autoimmune Disease" por Noel Rose y Ian Mackay, Academic press, 1998 

PÁGINAS INTERNET: www.curesearch.com                                        

 

 

 

 

 Diabetes

 

 Gráfica 4  PREVALENCIA DIABETES (MEXICO y EU)

(Tasa No Estandarizada por Edad)

 

 

Gráfica 5  DIABETES MORTANDAD (MÉXICO, EU, OCDE)

 

 

 COMENTARIOS GRÁFICA 4 y 5

  • La prevalencia de 6.5 % para México, corresponde a las personas que están enteradas que padecen esta enfermedad. Puede haber otro 3% de personas que la padecen pero aún no lo saben. México es uno de los países con mayor prevalencia de diabetes en el mundo.
  • El incremento en la prevalencia de diabetes en EU que se observa de 1980 a la fecha, es similar al incremento en obesidad durante ese mismo período (OCDE).
  • En 1970 México tenía ya el primer lugar en mortandad por diabetes según la OCDE. Lo que podemos aprender de estos datos es que mientras otros países con índices similares en aquellos años, reaccionaron oportunamente para bajar su mortandad, en México no lo hicimos. En 1960 el consumo de azúcar en nuestro país era de 27 kilogramos por persona por año, y hoy se estima por lo menos de 52 kilogramos de endulzante por año. Estamos conscientes que en esos años no estábamos económicamente preparados para combatir la diabetes aumentando la cobertura en salud, de hecho aún no lo estamos, pero bien pudimos tomar acciones preventivas, similares a las que hoy se empiezan a tomar (y que urge intensificar), para desincentivar el consumo de azúcar y en general la obesidad.
  • La gráfica de la OCDE (amarilla), corresponde a los países con la mayor tasa de mortandad después de México.

 

 

Tabla  3

 

AZUCAR, OBESIDAD y DIABETES (MÉXICO y EU )

CONCEPTO

UNIDAD

MÉXICO

EU

FUENTE

CONSUMO DE AZÚCAR Y

ENDULZANTES

Kilogramos por año

52

62

ERS

Kilogramos por Semana

1

1.2

 

Lugar Mundial

Tercero

Primero

 

CONSUMO DE REFRESCOS

EMBOTELLADOS

Litros por año

140

145

BD

Lugar Mundial

Segundo

Primero

BD

DIABETES

Prevalencia (% de la población Enferma)

6.5

5.5

ADA

S. Salud

Mortandad (Def. anuales / 100 mil hab.)

63

25

CDC

INEGI

Lugar OCDE Prevalencia

Primero

Segundo

 

Lugar OCDE Mortandad

Primero

Medio a nivel internacional

OCDE

OMS

Costo por Paciente (USD por Año)

1800*

8000

ADA

Costo por País ( Millones USD por Año)

7700*

132000

ADA

OMS

OBESIDAD

% Personas Obesas (IMC Mayor 30 Kg/M2)

30

34

OCDE

OMS

Lugar Mundial OCDE

Segundo

Primero

 
 

SIMBOLOGÍA: ERS = Economic Research Service, US Dep. of Agriculture. BD = Beverage Digest. ADA = American Diabetes Association. CDC = Center of Disease Control. OMS = Organización Mundial de la Salud. OCDE = Organismo para la Cooperación y Desarrollo Económico. IMC = Índice de masa corporal. * Dato al 2011.

 

  COMENTARIOS TABLA 3

  • Coincidentemente dos de los tres países (México y EU) que tienen el mayor consumo per cápita de endulzantes, tienen también el mayor índice de obesidad y el mayor porcentaje de diabéticos del mundo. Cuba, por su parte el segundo consumidor de azúcar pero con hábitos alimenticios y de actividad física mucho más sanos, tiene un problema de diabetes y de obesidad menor que el de México y el de EU.
  • El consumo de endulzante de México es aproximado (45 kg. de azúcar y 7 Kg. de endulzante de maíz), pues los datos del endulzante de maíz son estimados.
  • Debido a su diversidad de complicaciones, la diabetes es un padecimiento muy costoso, en todos los aspectos. En México, el costo médico anual estimado por paciente es de 1200 Dólares, que significa el 15% (aprox.) del presupuesto total (público y privado) asignado a la salud. Aún así, este gasto no es suficiente como lo indica nuestro nivel de mortandad. Por otra parte, si para bajar la mortandad, dedicara México los 8000 Dólares por paciente por año que gasta EU, tendría que asignar a la diabetes el 90% de su presupuesto de salud. El comentario anterior es sólo para mostrar que para México (y para cualquier país) la única forma efectiva para enfrentar los padecimientos crónicos, es la prevención.

 

 

 

 Gasto en Salud

 

Gráfica 6  GASTO EN SALUD, DLS. POR HAB. (MÉXICO y EU)

 

 

Gráfica 7  GASTO EN SALUD EN % DEL PIB (MÉXICO y EU)

 

 

COMENTARIO GRÁFICAS 6 y 7

  • Comentamos sobre la gráfica 1, que la mortandad en EU se ha mantenido estable, ligeramente a la baja, en los últimos 40 años, a pesar del incremento en enfermos con padecimientos crónicos. Podemos observar que el gasto en salud durante este período se ha incrementado en 16 veces (1600%), llegando hoy a representar el 17% del presupuesto total (público y privado). Lo realmente grave de esto no es el costo económico, sino que no se está solucionando la raíz del problema y la cantidad de enfermos continuará creciendo.
  • Por su parte el presupuesto de México, aunque mucho más modesto, parece proporcionado a sus ingresos. Para el futuro próximo esperamos que el incremento en padecimientos crónicos ejerza en el presupuesto una presión al alza. También esperamos (deseamos) que los incrementos en el gasto público se encaucen a medidas de prevención.

 

 

 

 Situación en México

 

La información de Prevalencia o de Incidencia de Enfermedades Crónicas en México es muy limitada por lo que no podemos construir gráficas similares a las hechas para EU. Debido a los causales generales de los Padecimientos Crónicos que son: la contaminación con químicos de aire, agua, suelo y alimentos, así como los hábitos alimenticios, el país con una mayor prevalencia de Enfermedades crónicas es precisamente EU. Sin embargo, no hay manera comparar objetivamente ambos países.

Como excepción tenemos el dato comparativo para el Cáncer recopilado por la OMS, tanto de Incidencia como en Mortandad  estandarizados por edad. Veamos la comparación.

EU Incidencia Cáncer: 357

EU Mortandad Cáncer: 131

EU Supervivencia (Inc. – Mor. / Inc.): 63%

México Incidencia Cáncer: 147

México Mortandad: 89

México Supervivencia: 40%

Incidencia México / EU: 41%

Mortandad México / EU: 68%

De la comparación en este padecimiento en particular podemos ver que la población enferma en México es menor que la de EU, pero que en cuanto a mortandad la diferencia no es tan grande, debido a la diferencia que existe en la inversión en salud que en el país del norte es cerca de diez veces mayor. No podemos deducir con los datos del Cáncer la relación que existe en cientos de padecimientos crónicos más, pero todo indica que el problema de los Padecimientos Crónicos es mucho mayor en EU que en México. 

Esto no significa que México no tenga un problema serio de Enfermedades Crónicas pues aunque la contaminación con químicos no es tan alta como en los países más industrializados, la costumbre de imitar a EU en los hábitos alimenticios e incluso en otros hábitos de vida, ha generado un rápido crecimiento en algunos problemas de salud como lo son la Diabetes y la Obesidad. El consumo excesivo de azúcares, harinas y grasas refinadas, base de los alimentos procesados en fábricas o en cadenas de comida rápida, es la causa particular de ambos problemas y de muchas otras enfermedades crónicas más.

No cabe duda que para México la Diabetes es el padecimiento número uno en mortandad, en gasto, y en sufrimiento pues su prevalencia es de las mayores del mundo (ver tabla “Azúcar, Diabetes y Obesidad Para México y EU” en este mismo tema). Una manera de enfrentar el padecimiento es la estrategia que sigue EU en donde no se corrige el origen del problema pero se invierte un gran capital en salud para enfrentar los síntomas y reducir la mortandad. Si México implementara esta misma estrategia podría reducir su mortandad por Diabetes a menos de la mitad, aunque la prevalencia continuaría igual y su gasto total en salud aumentaría a más del doble. Otra estrategia más simple consiste en reducir el consumo de los alimentos procesados que contengan azúcar y harinas refinadas. Con este enfoque preventivo se podría reducir la prevalencia, la mortandad y el gasto a niveles de la tercera parte, índices ya obtenidos en países como Japón.

La gran mayoría de las Enfermedades Crónicas no son Mortales pero todas generan una alta dosis de sufrimiento para el paciente y todas se pueden prevenir en la misma medida que reduzcamos de nuestra dieta los alimentos desnaturalizados y repletos de aditivos sintéticos como lo son los procesados en las fábricas y en las cadenas de comida rápida. Estas no son las únicas causas de los padecimientos crónicos, pero son las principales y la decisión de evitarlas está al alcance de nuestras manos. Nada influirá más en la salud de México que desarrollar la cultura de la alimentación sana y esta tarea no solamente corresponde a las autoridades sino a todas las instituciones del país empezando por la familia. 

 

  Regresar al Índice

 

 

Crecimiento Prevalencia 1970 al 2000 en EU

 

 

 

 
Estudio Crecimiento de las Enfermedades Crónicas

 

Tradicionalmente la forma de medir el estado de salud de un país ha sido a través de los índices de mortandad de cada enfermedad y de su suma total, con la cual podemos calcular la Esperanza de Vida.  Es frecuente pensar que el mejor indicador de salud de una sociedad, es su Esperanza de Vida. Sin embargo el problema principal de salud en cualquier sociedad moderna son las enfermedades crónicas y estas, salvo conocidas excepciones (cáncer, diabetes y enfermedades circulatorias), no son mortales o bien tienen un índice de mortandad bajo. Pueden ser incapacitantes o trastornar por completo la vida de quien las padece, pero generalmente afectan poco los años de vida del paciente. Para medir la cantidad de vida, la mortandad total es un buen indicador. Para medir la calidad de vida, la prevalencia total de enfermedades crónicas es el indicador a utilizar.

A partir de los años sesentas y hasta 1996, el departamento de salud de este país (EU) implementó un programa de medición de la prevalencia de los padecimientos crónicos que más afectaban a la sociedad. El día de hoy quienes principalmente miden la prevalencia son las instituciones médicas privadas especialistas en cada enfermedad, por lo que no existe una visión de conjunto. Utilizando la información de este programa de medición, se elaboró un estudio de 1970 al 2000 de los 21 padecimientos más frecuentes con la idea de ver cómo aumentaba o reducía su prevalencia en el período de 30 años. Se obtuvieron gráficas individuales y una gráfica de la suma de todas ellas (ver estudio completo en botón: Estudios Realizados por Medicina Natural A.C.). En seguida mostramos el estudio de manera resumida en una gráfica y dos tablas.

 

Datos Evolución Prevalencia en 21 Padecimientos

 

PREVALENCIA HISTÓRICA DE 21 PADECIMIENTOS CRÓNICOS. (1) (2)

(% de la Población Total de EU)

 

ENFERMEDAD

1970

1980

1990

2000

% Increm. en 30 Años

Ver nota #

 

1.-

ÚLCERA PÉPTICA

1.72

1.6

1.7

1.6

-8

3

2.-

ENFERMEDADES TIROIDES

1.39

1.33

1.5

1.7

22

3

3.-

ARTRITIS SEVERA

2

2.7

2.6

2.5

25

3, 4

4.-

OBSTRUCCIÓN PULMONAR

3.8

4.5

5.8

6.2

63

3, 5

5.-

HIPERPLASIA (HPB)

0.63

0.6

0.61

1.06

68

3

6.-

HEPATITIS B

0.3

0.3

0.42

0.54

80

6

7.-

EPILEPSIA

0.3

0.4

0.5

0.55

83

3

8.-

GLAUCOMA

0.67

0.67

0.98

1.3

94

3, 7

9.-

GOTA

0.48

0.84

0.87

0.94

96

3

10.-

ENF. CEREBROVASCULAR

0.75

0.87

1.21

1.58

110

3

11.-

HIPERTENSIÓN SEVERA

2

3.7

3.7

4.4

120

3, 8

12.-

DIVERTICULOSIS

0.42

0.65

0.8

0.96

128

3

13.-

DIABETES 2

1.8

2.4

2.8

4.2

133

3, 9

14.-

ASMA

3

3.1

4.6

7.2

140

3

15.-

ENF. DEL CORAZÓN

1.6

2.4

3.1

4

150

3

16.-

CÁNCER

1.36

2.01

2.64

3.4

150

10

17.-

CONDICIÓN SEV. VÉRTEB.

0.43

0.65

1

1.25

190

3, 11

18.-

MIGRAÑA SEVERA

1

1.25

2

3

200

3, 11

19.-

ENF. DE LA MUJER

1.31

1.8

2.4

5.1

282

3, 12, 13

20.-

PSORIASIS

0.4

0.8

0.98

2

400

3, 14

21.-

ENF. DEL HÍGADO

0.14

0.22

0.31

0.77

450

3

 

SUMA TOTAL

25.4

32.7

41

54.1

114

 

ESTANDARIZADO POR EDAD

30.7

36.9

43.4

54.1

75

15

 

NOTAS:

           
               

1.-

Prevalencia Cruda para Enf. Crónicas de Severidad Mediana a Alta. El Nivel de Severidad se define arbitrariamente.

2.-

Para el período de 30 años estudiado, se encontró información de Prevalencia para 21 enfermedades solamente. En la mayoría de los padecimientos los datos vienen de la misma fuente y las mismas bases. La fuente principal del estudio es: "The National Health Interview Survey" perteneciente al Departamento de Salud de EU.

3.-

Fuente: CDC, NCHS (National Center for Health Statistics), NHIS (National Health Interview Survey), Series 10, Números 109 (1968-73), 155 (1979-81), 182 (1986-88), 194 (1990-92), 199 (1995), 200 (1996), 215 (2000), 235 (2006). Debido al cambio de bases hecho en el año 2000, se hicieron ajustes para considerar a la población menor a 18 años.

4.-

Principalmente Osteoartritis en personas menores a 65 años y con limitaciones para desempeñar su trabajo.

5.-

Incluye Enfisema y Bronquitis Crónica.

6.-

Para el año 1970: CDC, NHANES 2; Para el año 2000: CDC, NWHIC

7.-

El dato para el año 2000 fue calculado del Reporte: “Diabetic Retinopathy”, CDC, NHIS-2002

8.-

Se utiliza el 33% de la Prevalencia para estimar severidad de mediana a alta.

9.-

Se considera solamente la Diabetes diagnosticada.

10.-

Fuente: American Cancer Society. Prevalencia Real (Cruda) en pacientes diagnosticados con Cáncer invasivo.

11.-

Para estimar los casos de Severidad Mediana y Alta, consideramos solamente el 50% de la Prevalencia Total.

12.-

Los datos son para la Población Total. No se consideran los datos de NHIS para 1980 y 1996 pues no muestran un criterio uniforme.

 

13.-

Los datos del año 2000 se obtienen como la suma de cuatro enfermedades diferentes: Infertilidad= 2.5%, Endometriosis = 0.36%, Sínd. Ovario Policístico = 1.0%, Fibrosis Uterina = 1.3%. Ver fuentes en gráfica Individual.

14.-

La Prevalencia para el año 2000, es el valor mínimo estimado por: "The Autoimmune Diseases Coordinating Committee" NIAID, NIH

15.-

Los Cálculos para estimar la Prevalencia Estandarizada por Edad, son aproximados. Esta estadística utiliza la distribución poblacional del año 2000 para calcular la Prevalencia de años anteriores. La idea es comparar poblaciones con una misma distribución de edades.

 

 

 

 

Datos Prevalencia Reciente 36 Padecimientos

 

PREVALENCIA RECIENTE DE ENFERMEDADES CRÓNICAS IMPORTANTES DE SEVERIDAD MEDIANA Y ALTA.

(%  de la Población Total de EU)

 

ENFERMEDAD

ÚLTIMA

PREVAL.

FUENTE Y NOTAS

1.-

ÚLCERA PÉPTICA

1.8

A. Mark Fendrick (2005) Univ. de Michigan, escuela de Medicina

2.-

ENF. DE LA TIROIDES

1.7

NHIS (National Health Interview Survey) 1996 (S.10, No. 200)

3.-

ARTRITIS  SEVERA

3.1

NHIS 2006 (S. 10, No. 235) (33% de pacientes menores a 65)

4.-

OBSTRUCC. PULMONAR

6.2

NHIS 1995 (S. 10, No. 199)

5.-

HIPERPLASIA (HPB)

1.06

NHIS 1996 (S. 10, No. 200)

6.-

HEPATITIS  B

0.67

Journal of Virol. Hep. Enero 2008

7.-

EPILEPSIA

0.79

CDC Chronic Diseases Prevention and Health Promotion (2007)

8.-

GLAUCOMA

1.3

Calculado de: Retinopatía Diabética CDC - NHIS (2002)

9.-

GOTA

1

Arthritis Rheum 2008; 58 (1): 26-35

10.-

ENF. CEREBROVASC.

1.58

NHIS 2006 (S. 10, No. 235) (Ajustada para la Población Total)

11.-

HIPERTENSIÓN SEVERA

5.5

NHIS 2006 (S: 10, No. 235) 33% de la Prevalencia Total

12.-

DIVERTICULOSIS

0.96

NHIS 1996 (S. 10, No. 200)

13.-

DIABETES 2

5.7

NHIS 2006 (S. 10, No. 235) (Ajustada para la Población Total)

14.-

ASMA

7.3

NHIS 2006 (S. 10, No. 235) (Ajustó valor pacientes menor a 18)

15.-

ENF. DEL CORAZÓN

4.6

NHIS 2006 (S. 10, No. 235) (Ajustó para la población Total)

16.-

CÁNCER

3.76

American Cancer Society 2005 (Sólo Cáncer Invasivo)

17.-

COND. SEVERA VÉRTEB.

1.25

NHIS 1996 (S. 10, No. 200) Se usó 50% de la Prevalencia Total

18.-

MIGRAÑA SEVERA

5.4

NHIS 2006 (S. 10, No. 235) Se usó 50% de la Prevalencia Total

19.-

ENF. DE LA MUJER

5.1

Ver Fuentes en nota 13 de Tabla "Prevalencia Histórica de 21..."

20.-

PSORIASIS

2

"The Autoimmune Diseases Coordinating Committee" NIAID, NIH

21.-

ENF. DEL HÍGADO

1.06

NHIS 2006 (S. 10, No. 235) (Ajustada para la Población Total)

 

Sub Total

61.80%

22.-

DEFICIENCIA RENAL

5.8

Etapas 3 y 4. JAMA V. 298 No 17 Nov. 2007 (NHANES, NIH)

23.-

ALERGIA  A ALIMENTOS

3.9

"Food Allergy and Anaphylaxis Network" 2005

24.-

HIV  POSITIVO

0.37

CDC - 2006

25.-

HEPATITIS  C

1.3

"Annals of Internal Med." Mayo 2006 (V. 144 Issue  10; 705-714)

26.-

ANSIEDAD CRÓ. SEVERA

1.2

2004 "National Mental Health Info. Center", NIMH, NIH

27.-

FOBIAS CRÓ. SEVERAS

5.4

2004 "National Mental Health Info. Center", NIMH, NIH

28.-

DEPRESIÓN CRÓ. SEVERA

2

2004 "National Mental Health Info. Center", NIMH, NIH

29.-

BIPOLARIDAD SEVERA

2.1

2004 "National Mental Health Info. Center", NIMH, NIH

30.-

ESQUIZOFRENIA

0.8

2008 "National Institute of Mental Health" (NIMH), NIH

31.-

INFERTILIDAD MASCULINA

1.2

2002 "American Society of Reproductive Medicine"

32.-

ARTRITIS REUMATOIDE

0.77

Arthritis Rheum 41: 778, 1998

33.-

FIBROMIALGIA

2

JAMA, 2004, 292: 2388-2398.3

34.-

VITILIGO

0.39

"The Burden of Skin Dis." (2005) SID, AADA, The Lewing Grup

35.-

ENF. SJOGREN'S

0.67

Davidson Collage, Dep. of Biology (2000)

36.-

ENF. CELIACA

0.75

"Archives of Internal Med.", 2003, 163 (3) 268-292

 

 

 

TOTAL

90.40%

NOTAS GENERALES:

 

Ver notas de Tabla "Prevalencia Histórica de 21…". La información es válida sólo para EU (Estados Unidos)

 

Las Enfermedades 22 a 36 no se incluyen en la historia 1970 a 2000 por no contar con información suficiente.

 

La Prevalencia mostrada pretende ser la más reciente (2009), aunque en algunos casos tiene más de 10 años.

 

No se incluyen las enfermedades con menos de un millón de pacientes en EU (Prevalencia menor de 0.32)

 

COMENTARIOS DE LAS TABLAS ANTERIORES

 

 De la gráfica y las dos tablas anteriores podemos sacar algunas conclusiones simples:

  • La Prevalencia creció en 20 de los 21 padecimientos estudiados, lo cual indica que existe una causa común o causa general. La velocidad de crecimiento de cada padecimiento fue diferente lo que significa que existen causas particulares (ver tema Causas). Esta gráfica confirma que la manera de ver la situación de Padecimientos Crónicos de un país, es graficando la suma total de de prevalencia de todas las enfermedades crónicas. De esta manera podemos ver la calidad de vida en cuanto a la salud, y además: qué tanto se está haciendo o dejando de hacer para reducir las causas generales.
  • Los niveles de prevalencia de padecimientos crónico de mediana a alta gravedad alcanzaron al año 2000, el 54% en solamente 21 padecimientos. Una vez identificada la principal causa general (los químicos sintéticos) que nace en el siglo 20, podemos decir que la pandemia de enfermedades crónicas que estamos enfrentando no solo es la mayor en la historia del hombre, sino también la única.
  • En nuestra opinión, más preocupante aún que los niveles de padecimientos crónicos que enfrentamos, es la forma como están creciendo. La curvatura ascendente de la gráfica indica una situación fuera de control. La razón es simplemente que en lugar de tomar acción en reducir la cantidad de químicos en aire, agua, suelo y en el interior de seres vivos, esta contaminación está aumentando.
  • La segunda tabla con 36 padecimientos, muestra una actualización de la prevalencia de los 21 padecimientos utilizados en la gráfica, y adiciona 15 padecimientos, los cuales en 1970 no se conocían o estaban en la lista de los llamados “Raros” así definidos por contar con menos de un millón de pacientes, pero que hoy son ya un problema serio. En la actualidad este grupo de enfermedades poco conocidas se cuenta por cientos y sin duda muchas de ellas serán un problema en el futuro próximo, pues la tendencia a aumentar es de todas las enfermedades crónicas. La suma de Prevalencia de los 36 padecimientos es de 90%, pero como algunos pacientes padecen más de una enfermedad, se estima que aproximadamente la mitad de los habitantes padecen de una o más enfermedades crónicas de severidad mediana a alta. Estamos seguros que las autoridades de salud hacen todo lo que pueden para reducir estos índices, pero quienes realmente pueden corregir el problema de raíz son los propios habitantes.

  Regresar al Índice

 

 

 

 Cómo Se Ha Enfrentado el Problema

 

El estudio anterior deja claro un completo fracaso en la estrategia general que este país ha seguido para prevenir y curar los padecimientos crónicos. Veamos brevemente estas estrategias tomadas a lo largo de más de medio siglo.

Al terminar la segunda guerra mundial (1945), la cual atraía toda la atención y recursos, las autoridades de salud estuvieron en la posibilidad de observar dos sucesos importantes. El primero fue el enorme éxito que se estaba obteniendo para reducir los padecimientos agudos así como los crónicos contagiosos, y con ello la mortandad general. El segundo suceso era que los padecimientos crónicos no transmisibles que habían empezado a crecer desde principios de siglo, continuaban aumentando y hacían su aparición nuevas enfermedades.

Durante los cincuentas, se inicia una guerra oficial contra tres enfermedades crónicas con un alto índice de mortandad; Los padecimientos circulatorios causados por depósitos en las arterias, la diabetes y el cáncer. A pesar de los esfuerzos, la prevalencia aumentaba y aparecían nuevas enfermedades que al no ser mortales no eran tan notorias. Cada padecimiento se trataba de manera individual pues no parecía haber ninguna causa común.

En la década de los sesentas, se intensificó la guerra contra los padecimientos crónicos mortales dedicando a la salud un presupuesto sin precedente. En esta década se inicia de manera formal y organizada un programa para capturar la información sobre la prevalencia de las enfermedades. Con este programa se daba un paso básico para identificar y resolver el problema: Medir. A pesar de la información obtenida no se identificaba una causa común y cada padecimiento se intentaba curar de manera individual como si fuese un padecimiento agudo.  

Durante las siguientes décadas y hasta nuestros días a pesar de un incremento alarmante en los Padecimientos Crónicos, se continuó la misma estrategia de reducir la mortandad particularmente de las mismas tres enfermedades, y como no hubo éxito en la curación de esta nueva generación de enfermedades, se les llamó incurables y los esfuerzos se encauzaron en diseñar medicamentos y tratamientos para reducir los daños y síntomas que causan. Podemos decir que el objetivo de ciencia médica de reducir la mortandad así como los daños y molestias de estas enfermedades, sí se ha logrado. Al igual que en el pasado, durante estas décadas se ha continuado el combate a estos padecimientos  de manera individual sin identificar en ellos una causa común.

Una estrategia de salud donde no prevenimos ni curamos prácticamente ningún padecimiento crónico, tendrá inevitablemente los resultados de prevalencia que hoy enfrentamos.

 

  Regresar al Índice

 

Pronóstico EU al 2030

 

 

 

 
 Estrategia de Salud

 

La actitud que han tomado los diversos países industrializados para enfrentar el problema de los Padecimientos Crónicos ha sido muy diferente y los resultados que están viviendo también son muy distintos. El extremo malo es Estados Unidos donde sus instituciones de salud no parecen entender que la primera acción debe ser prevenir las enfermedades, y continúan apostándole a una estrategia correctiva donde el paciente no se cura pero mejoran sus síntomas y su longevidad no se vea afectada. Esta estrategia se ha estado logrando a través de fortalecer los servicios e instalaciones de investigación y atención médica. Es claro que con esta estrategia nacional de salud, la cantidad de Enfermedades Crónicas y de Pacientes han aumentado a niveles históricos y continúan incrementándose sin control. La pregunta que nos hacemos es si es posible prolongar por mucho tiempo esta estrategia o qué tendrá que pasar para que cambie. Para especular sobre cómo crecerá la cantidad de pacientes con enfermedades crónicas, es necesario verlo junto con otras dos variables que influyen en la Prevalencia: El índice de Mortandad y el Gasto en Salud.  El pronóstico para estas tres variables se define en las gráficas siguientes prolongando o proyectando la tendencia de 1970 a la fecha, es decir considerando que todo sigue igual. Veamos de manera individual, junto con sus gráficas cada una de las variables.

 

 

 

 Prevalencia

 

La gráfica corresponde a 36 de las enfermedades más frecuentes de mediana y alta gravedad (ver tablas fuente en el tema anterior: Crecimiento…). Los datos están estandarizados por edad, es decir consideran que la edad promedio de los habitantes crece continuamente. El último dato de prevalencia corresponde al 2005 y es de 90.4%, es decir que este porcentaje de la población padece de alguna de estas 36 enfermedades. Debido que algunas personas tienen más de una enfermedad, se estima que en la actualidad aproximadamente la mitad de la población padece una o más de estos padecimientos. De acuerdo con la gráfica para el 2030 la prevalencia crecerá a 119%. No se consideran muchas enfermedades comunes ni las enfermedades llamadas raras, definidas por tener menos de un millón de pacientes en el país, algunas de las cuales serán en un problema serio en un futuro cercano.  

 

 

 

 
 Mortandad

 

De la gráfica se observa que se ha logrado una disminución consistente de la mortandad principalmente debido a los impresionantes avances de la cirugía de corazón así como en el control de la presión y colesterol de los pacientes con padecimientos de la circulación. La mortandad por cáncer y diabetes se ha mantenido estable, y así pensamos que continuará, mientras que las muertes por el resto de las enfermedades crónicas han venido en aumento representando en la actualidad la tercera parte de la mortandad total y proyectándose para el 2030 como la causa de la mitad de las muertes. El reto para la ciencia médica es grande pues este grupo comprende cientos de padecimientos. La gráfica es de Mortandad real o cruda, en una gráfica estandarizada por edad los índices se reducen considerablemente.

 

 

 

PRONÓSTICO MORTANDAD PARA EL 2030 EN EU

(Debido a Enfermedades Crónicas)

PARTIDA

1970

1980

1990

2002

2008

2030

Cerebro vasculares

101

76

57

53

44

20

Corazón y Circulatorios

402

366

311

282

220

100

Cáncer

163

188

205

201

186

165

Diabetes

18

16

19

24

23

25

Enf. Crónicas Varias

79

91

115

157

197

320

Total Enf. Crónicas

763

763

709

717

670

630

Total Agudas

57

47

70

63

63

 

Causas Externas

124

95

82

81

80

 

Indice Total

945

878

863

861

813

 

N O T A S:

1.- 2030 se pronostica con la tendencia o extrapolación lineal entre 1990 y 2008.

2.- Para todos los casos los datos fueron tomados del "National Vital Statistics Report". Para 1970,

1980 y 1990, se utiliza la tabla de 282 causas; Para 2002 se utilizó la de 350 causas entre 1995

y 2002; Para 2008 la tabla de 113 causas. Debido a la limitación de la información del 2008, se

estimó el índice de enfermedades agudas igual al del 2002.

3.- Debido a la limitación de la información se utilizó la mortandad "Cruda" o real. Sin embargo,

cuando se compara una década contra otra lo adecuado es utilizar información "Estandarizada por edad"

 

 

 Gasto en Salud

 

La estrategia de salud está fundamentada en un incremento sistemático en el gasto. Esto se debe a que para poder bajar la mortandad al mismo tiempo que aumentan las enfermedades y los pacientes, es necesario incrementar la atención médica a las enfermedades crónicas con la misma velocidad que crece su prevalencia. Si estimamos que cada 25 años la prevalencia de enfermedades crónicas se duplica, así el gasto real tiene que duplicarse durante ese lapso. Debido a que este crecimiento en el gasto es mayor que la velocidad a que la riqueza crece, lo que ha estado sucediendo es que el porcentaje dedicado a la salud del producto interno bruto también deberá crecer, y esto es algo de lo que la población tarde o temprano se dará cuenta y tal vez no esté dispuesta a hacer el sacrificio pues significa recortar otros rubros como pudieran ser educación o vivienda. En 1970 la población destinaba del total de sus ingresos 7.2% a la salud, mientras que hoy dedica el 18.3% y para el 2030 proyectamos que se dedique la cuarta parte del total de los ingresos a la salud. Por otra parte si se cambiara la estrategia de salud a un enfoque preventivo, no solo no sería necesario incrementar el gasto sino se podría reducir considerablemente. 

 

 

 

 

 

 Cómo se Ve el Futuro

 

Al observar las gráficas, vemos que la Mortandad continuaría bajando de manera moderada; la Prevalencia continuaría incrementándose a niveles difíciles de enfrentar sin un descontento generalizado; y para mantener la mortandad baja a pesar del incremento de pacientes, el gasto continuaría incrementándose no solamente a nivel individual sino como porcentaje del Producto Interno Bruto, es decir que sería necesario reducir otros rubros de la vida cotidiana para aumentar el gasto en salud. Nos preguntamos: ¿Sería sostenible este pronóstico? En nuestra opinión el escenario aquí presentado para el 2030 no es sostenible por al menos dos razones. En primer lugar el incremento en el gasto de salud medido en % del producto interno bruto (del 25%) tendrá cada día una mayor oposición pues implica la reducción en el gasto de otras partidas esenciales para la vida del país. De hecho en la actualidad el 17% destinado a salud es el mayor en el mundo y el argumento de la necesidad de aumentarlo para contener la mortandad de los padecimientos crónicos no es válido sin antes poder contestar lo que se está haciendo para prevenir las enfermedades. Esta presión pública seguramente obligará al gobierno a definir verdaderas estrategias preventivas. La segunda razón por la cual pensamos que el panorama futuro será más positivo, son las muestras de cambio que actualmente se ven en el ciudadano normal. Algunos ejemplos son el porcentaje de incremento que existe en el consumo de alimentos orgánicos así como una oposición creciente a la contaminación con químicos de alimentos, agua, tierra y aire. Estas son acciones que van a la raíz del problema.

 

  Regresar al Índice

 

Cómo Prevenirlas

 

 

 

 

 Cuidar Hábitos de Vida y Alimentación

 

Durante los más de diez mil siglos de evolución, la vida nunca fue fácil para el ser humano. Las épocas de guerra, hambre, sequía, escases, enfermedades agudas, y todo tipo de dificultades estuvieron siempre presentes junto con períodos de bonanza y crecimiento. Con relación a las enfermedades las tipo agudas, como las infecciones, fueron siempre el enemigo a vencer. Cuando las poblaciones empezaron a crecer, las infecciones agudas y crónicas contagiosas propias de la insalubridad aumentaban con el tamaño de las ciudades. Hace apenas poco más de un siglo se descubre la higiene y hace su aparición una medicina más moderna, científica y bien organizada. Como resultado las enfermedades contagiosas se reducen drásticamente y seguramente se vislumbraba un futuro con menos enfermedades.

Desafortunadamente esta salud no llegó pues las defensas del hombre comenzaron a deteriorarse con dos eventos propios de la modernidad: la llegada de unas sustancias nuevas llamadas químicos sintéticos, y la invención de una nueva alimentación para el hombre moderno llamada Alimentos Procesados. Con el deterioro de las defensas aparecen los Padecimientos Crónicos en una cantidad y variedad históricas. La parte positiva es que aún en las sociedades más modernas, el ciudadano promedio puede hacer mucho para prevenir que sus defensas se deterioren. Es decir, su salud depende de él mismo. Veamos diez ejemplos de qué hacer y qué evitar para cuidar nuestras defensas.  

1.-

ALEJARNOS DE LA CONTAMINACIÓN. En solo un siglo la contaminación de químicos sintéticos ha invadido el aire, los mantos de agua dulce, el mar, la tierra fértil, los alimentos, y el interior de los seres vivos, incluyendo al hombre mismo. Con la idea de reducir la entrada de estos químicos a nuestro organismo podemos mantenernos alejados de zonas que sabemos están muy contaminadas, y mantener el interior de nuestra vivienda y del lugar de trabajo lo más limpios posible. Esto significa evitar el uso de aromatizantes, insecticidas, productos químicos de limpieza, alfombras con retardantes de flama, y tantos otros productos sintéticos que llevamos a casa sin precaución.

2.-

EVITAR SUSTANCIAS ESPECIALMENTE DAÑINAS. Dentro de los muchos hábitos de vida modernos que afectan nuestras defensas hay algunos que sobresalen: Existen evaluaciones objetivas que señalan que el cigarro ha causado la muerte de más personas que todas las guerras del último siglo. Los humos que destruyen los pulmones y los químicos que se le adicionan al tabaco exponen al fumador no solo a padecimientos respiratorios sino a cualquier enfermedad crónica. Otro ejemplo de agresión a nuestro cuerpo es el flúor, químico altamente tóxico, el cual se adiciona al agua potable en ciudades enteras de EU. La recomendación es no beber esta agua y tomar duchas cortas. En México se le adiciona el químico a la sal de mesa por lo que recomendamos no comprarla y en su lugar utilizar sal de mar. Una tercera forma de llevar enfermedad a la población es a través del mercurio que se fabrica en cantidades industriales y se desecha al agua sin ningún temor. La utilización de las amalgamas dentales hechas con mercurio es una muestra clara de la poca sensibilidad que existe sobre el daño que significa acumular este químico en nuestros tejidos. En este caso la opción son los rellenos dentales de plástico o de cerámica.

3.-

REDUCIR SEDIMENTARISMO. La actividad física fue una constante necesaria para hombres, mujeres, adultos, niños y ancianos durante toda la historia del ser humano. En la modernidad, esta necesidad de hacer ejercicio tal vez no sea requerida para vivir, pero sí sigue siendo una necesidad para estar sanos pues nuestro cuerpo está diseñado para estar físicamente activo. Una recomendación que nuestro sistema circulatorio seguramente agradecerá consiste en caminar a paso acelerado al menos 15 minutos al día.

4.-

LIMITAR MEDICAMENTOS FÁRMACOS. El abuso de estos medicamentos es una forma de reducir nuestra capacidad curativa natural pues cada químico sintético que ingresa a nuestro cuerpo implica un trabajo de limpieza para nuestras defensas. Podemos reducir esta contaminación interior buscando alternativas herbolarias particularmente en medicamentos de uso continuo utilizados en Padecimientos Crónicos. Un ejemplo de medicamento que ha hecho estragos en las defensas de la mujer son los anticonceptivos orales los cuales descomponen intencionalmente el sistema reproductor sin considerar que el organismo gastará una parte de su energía curativa para tratar de arreglarlo. Desde la aparición de la píldora, la prevalencia de las enfermedades propias de la mujer se ha disparado. La Cortisona y los Inmunosupresores son otros ejemplos de medicamentos que estimulan la instalación de Enfermedades Crónicas.

5.-

MEJORAR NUESTRA VIDA EMOCIONAL. La modernidad se caracteriza por la abundancia de emociones negativas como estados de depresión, ansiedad y el estrés crónico. Las emociones negativas atraen las enfermedades crónicas pues son una salida o pérdida de energía lo que implica una reducción de nuestras defensas. De la misma manera las emociones positivas como el optimismo, alegría, paz interior, fe y amor, son estados emocionales que fortalecen nuestra capacidad curativa pues son entradas de energía.

6.-

EVITAR LA OBESIDAD. La acumulación de grasa en nuestro cuerpo no es en sí un indicio de que estamos comiendo mucho sino de que estamos comiendo mal. Por lo mismo, la gordura es una señal de que estamos expuestos a cualquier enfermedad crónica, particularmente a las llamadas metabólicas como diabetes, hipertensión, cáncer, etc. Mantenernos en buen peso sin necesidad de pasar hambre, puede ser utilizado como nuestro indicador de que estamos comiendo bien, de que nuestras defensas están sanas.

7.-

REDUCIR ALIMENTOS PROCESADOS. Este es seguramente el mejor consejo para evitar las enfermedades crónicas, pues nada deteriora más nuestras defensas que la alimentación moderna cada día más artificial, desnaturalizada y con menos micronutrientes. Los alimentos hechos en fábrica o en cadenas de comida rápida, contienen cantidades industriales de sal y azúcar refinada como preservantes, harina blanca, manteca vegetal o trans, así como algunos de los más de 2000 químicos sintéticos autorizados como aditivos. Por otra parte su contenido de micronutrientes es casi nulo. Podemos decir que esta nueva generación de alimentos son prácticos, de buen aspecto, higiénicos, económicos, casi no se descomponen pero para nuestro metabolismo son una pesadilla pues son algo muy diferente a los alimentos que el hombre siempre conoció desde el inicio de la evolución hasta hace apenas un siglo.

8.-

AUMENTAR VEGETAL REDUCIR ANIMAL. Otra deformación de la alimentación moderna es el consumo exagerado en cantidad y frecuencia de carne roja y alimentos lácteos, así como una reducción de alimentos naturales de origen vegetal. Esta proporción de alimentos reduce nuestras defensas pues consume mucha energía metabólica y contiene pocos micronutrientes. Por otra parte el pescado sí se puede comer diariamente sin que nos cause daño.

9.-

REDUCIR ALIMENTOS DAÑINOS COMO:

  • Sal. La cantidad de sodio que consume el hombre moderno es aproximadamente 10 veces mayor a lo que el cuerpo requiere. La razón es que este mineral es el preservante favorito de los alimentos procesados. El excesivo consumo del mineral es causal de muchos padecimientos crónicos, entre ellos el cáncer.
  • Fructuosa y/o Azúcar Refinada. Estos carbohidratos vacíos, favoritos para preservar alimentos dulces, son doblemente dañinos para el hombre moderno tanto por la cantidad en que se consumen, como por facilidad que tienen de entrar al torrente sanguíneo en forma de glucosa, sin que el metabolismo pueda impedirlo. Esto es debido a que, al no contener las enzimas y micronutrientes naturales, entrarán a la sangre aún cuando el cuerpo no los necesite. El exceso de estos endulzantes refinados es el principal causal de la diabetes.
  • Manteca Vegetal y Aceites Trans. La característica que tiene la manteca vegetal de no echarse a perder la hace muy útil en el procesamiento de alimentos tanto en fábrica como en cadenas de comida rápida. La manteca vegetal y los aceites súper procesados y súper calentados, conocidos como aceites trans, son los principales responsables de la hipertensión arterial causada por depósitos de grasas en el interior de las arterias. Evitar la manteca vegetal, los alimentos procesados en fábrica que contengan aceite, y los alimentos de cadenas de comida rápida, será lo mejor que podamos hacer por nuestro sistema circulatorio.
  • Carnes Procesadas. Los embutidos y en general las carnes preparadas en fábricas y en cadenas de comida rápida, son alimentos realmente dañinos por su contenido de grasas saturadas así como toda clase de toxinas.
  • Alimentos de Dieta. Para muchos naturistas, Los alimentos endulzados con químicos sintéticos son los principales causantes de las enfermedades crónicas de la mente.
10.-

MEJORAR NUESTRA ALIMENTACIÓN. Una alimentación sana es la parte más importante para mantener nuestras defensas fuertes. Sin embargo a pesar de los enormes avances que se han dado en el conocimiento de la salud y la nutrición, aún no hay claridad en la población general sobre cómo es una alimentación sana. En el siguiente tema damos algunas opiniones que nos pueden ayudar a seleccionar los alimentos que fortalezcan nuestras defensas y nos alejen de las enfermedades crónicas.

 

 

 

 Criterios de Alimentación Sana

 

CRITERIOS RECIENTES

De 1956 y hasta 1992, en México y varios países de América se incorporó el concepto de Pirámide Alimenticia propuesto en Estados Unidos con el propósito de mostrar de manera gráfica y simple los tipos de alimentos y la proporción en que se deben de comer para una sana nutrición. Desafortunadamente esa pirámide que varias generaciones de niños aprendieron en la escuela estaba al revés, pues consideraba en la base de la pirámide a los alimentos de origen animal como carne, lácteos y huevos y en un lugar de menor importancia a los alimentos de origen vegetal. Esto nos hacía carnívoros que pueden comer vegetales en vez de herbívoros que pueden comer carne. Afortunadamente la pirámide se corrigió en 1992 ubicando los alimentos vegetales en la base de la pirámide y es la que se ha utilizado en México hasta la fecha.

 

ACTUAL PIRÁMIDE ALIMENTICIA

 

 

Desde un punto de vista nutricional teórico no encontramos nada mal en la actual pirámide. El problema es que los alimentos que aparecen en el dibujo cada vez se ven menos en la vida real pues la mayor parte de los alimentos que surtimos del súper vienen enlatados, empaquetados, embolsados, embutidos, embotellados, etc. La mayor parte de los alimentos que compramos no vienen del campo a nuestra casa como se ven en los dibujos de la pirámide, sino que llegan primero a una fábrica en donde se desnaturalizan (se le quitan los micronutrientes como fibra, vitaminas, enzimas, antioxidantes, etc.), se les adicionan cantidades industriales de sal o azúcar para que duren meses en un estante sin descomponerse, y se les adicionan aditivos químicos (sintéticos) para tratar de regresarle el aspecto, color olor y sabor original. Para nuestros hábitos de vida modernos, los alimentos procesados resultan muy prácticos pues reducen mucho tiempo de cocina, pero para nuestro sistema metabólico y en general para nuestro organismo esta comida semiartificial resulta una diaria pesadilla, no solo porque carece de los micronutrientes esenciales para la vida, sino por el trabajo que implica deshacerse de cientos de sustancias extrañas. Debido a que esta dieta diseñada y fabricada por el hombre es la causa principad de los padecimientos crónicos, proponemos cambiar la pirámide alimenticia por otra que incluya el nivel real de procesamiento de los alimentos. Nuestra propuesta queda como sigue:

 

 

CRITERIO PARA PREVENIR ENFERMEDADES CRÖNICAS

 

 

 

EJEMPLOS DE ALIMENTOS

 

A     ORIGEN VEGETAL NATURAL        

(Aumentar lo Más Posible)

  • Todas las Verduras frescas crudas o cocidas preparadas en casa.
  • Todas las Frutas frescas enteras o en jugos sin endulzar.
  • Todas las leguminosas como habas, frijoles, lentejas, chícharos, garbanzos y soya preparados en casa.
  • Semillas naturales como: Pan integral de trigo o centeno preparado en panadería, tortillas de maíz, elote, arroz integral, pasta integral, avena, cacahuates y nueces naturales.
  • Todas las Especias y condimentos naturales. Utilizar solo sal de mar (limitar a 3 gramos diarios).
  • Aceite de oliva extra virgen como aderezo o para freír. Como complemento alimenticio aceite de linaza o de onagra.
  • Para endulzar miel de abeja, miel de maguey o estevia. En cuanto al azúcar moscabado limitar a 4 cucharaditas al día.
  • Bebidas naturales como tés herbolarios, jugos de frutas sin endulzar, agua de botella, vino blanco o tinto limitado a 120 ml al día, leche de soya sin sal limitada a 250 ml al día.

B      ORIGEN ANIMAL NATURAL       

(Limitar en Cantidad)

  • Pescado natural fresco o congelado preparado de cualquier forma. (Se puede comer todos los días en cantidad libre)
  • Carne de Aves y carne roja de animales a los cuales no se le haya adicionado hormonas o fármacos durante su engorda. (Dejar de comer 2 o 3 días seguidos cada semana)
  • Huevos de gallinas que no se les haya adicionado fármacos durante su vida productiva.
  • Yogurt natural sin azúcar ni saborizantes. Queso hecho de forma natural sin la adición de aditivos sintéticos. Mantequilla sin sal en cantidades limitadas a 1 cucharadita al día.

C       ORIGEN VEGETAL PROCESADO MEDIO       

(Reducir)

  • Verduras y frutas enteras enlatadas. Verduras congeladas pre cocidas. Puré de tomate enlatado. Leguminosas como frijoles y garbanzos enlatados.
  • Pan integral de bolsa. Pan integral dulce de panadería (limitar a 150 gramos al día). Cereales de caja endulzados. Arroz blanco. Pasta blanca. Cacahuates y nueces embolsadas.
  • Especias envasadas con sal. Sal con yodo (limitar a 2 gramos al día)
  • Aceite vegetal no sobrecalentado ni trans.
  • Endulzar con azúcar refinada o fructuosa (limitar a 2 cucharaditas de cada una).
  • Como bebidas, agua de la llave. Jugo de fruta natural embotellado (limitar a una taza al día por su contenido de azúcar). Cerveza en envase de vidrio.

D      ORIGEN ANIMAL CON ALGÚN PROCESO        

(Reducir)  

  • Pescado en lata
  • Carne de ave o carne roja de animales tratados con los procesos modernos de engorda.
  • Huevo obtenido con los procesos modernos de producción.
  • Yogurt de sabores o con azúcar (máximo 2 cucharadas al día). Quesos con procesamiento industrial. Leche fresca en envase de cartón (máximo media taza al día). Leche en lata. Mantequilla con sal (máximo 1 cucharadita al día).

E     ORIGEN VEGETAL PROCESADO ALTO      

(Evitar)

  • Vegetales preparados con aceite trans como papas de bolsa o de cadena de comida rápida. Salsa cátchup.
  • Panes y repostería embolsada de fábrica. Cualquier pan o galletas hechos con manteca vegetal. Pan blanco embolsado. Pastas pre cocidas. Pizzas congeladas o de cadena de comida rápida. Tortillas de harina. Botanas preparadas en fábrica.
  • Saborizantes artificiales (como el MSG) adicionados a muchas sopas de lata o alimentos de cadenas de comida rápida. Sal con flúor.
  • Manteca vegetal hidrogenada, margarina, aceites trans, aceites muy calentados, aceite transgénico como el de canola. Mantecados.
  • Endulzantes artificiales.
  • Como bebidas, agua de la llave con flúor. Refrescos embotellados con azúcar o de dieta, Bebidas de dieta. Cerveza en lata de aluminio. Bebidas endulzadas hechas en fábrica.

F      ORIGEN ANIMAL PROCESADO ALTO       

(Evitar)

  • Hamburguesas y pollo frito de cadenas de comida rápida. Embutidos de fábrica como salchichas, jamón, salami, tocino. Polvo saborizante para hacer caldo de pollo o res.

 

 

 

 

Soluciones Globales

 

La estrategia de dedicar más dinero a nuestras instituciones de salud para hacer frente al crecimiento de los Padecimientos Crónicos, no solamente no va a resolver el problema sino que lo hará crecer como ha venido sucediendo en el último medio siglo. La razón es que si encauzamos nuestra atención y recursos en medidas correctivas, nos alejaremos de tomar acciones preventivas que corrijan de raíz el origen del problema.

No es necesario más que algo de observación y sentido común para identificar las principales causas de la pandemia que enfrentamos. De la misma manera son claras y sencillas de ver las acciones globales que una sociedad debe tomar para prevenirlas. Sin embargo, estas estrategias generales de salud pública solamente pueden nacer de las medidas individuales que el ciudadano común tome para protegerse a sí mismo y a su familia. Hace un siglo la sociedad decidió darle la guerra a los Padecimientos Agudos y desde entonces hemos visto victorias continuas tanto en el aspecto preventivo como en el correctivo. Ya es tiempo de iniciar el combate real contra las Enfermedades Crónicas y este se podrá ganar atacando las causas con accione preventivas globales como:

1.-

Cambiar los actuales procedimientos de siembra de cultivos y de engorda de animales por sistemas orgánicos donde no se utilice ningún químico sintético.

2.-

Minimizar el uso de químicos sintéticos en la industria alimenticia así como regular la desnaturalización y modificación química de los alimentos naturales.

3.-

Hacer más estrictas las regulaciones e inspecciones ecológicas para quienes producen o manejan químicos sintéticos a fin de reducir significativamente la contaminación del agua, suelo y aire.

4.-

Regular la Medicina Natural y en particular los medicamentos Herbolarios para que sean una opción a los fármacos hechos con químicos sintéticos.

5.-

Encausar el gasto público para salud en acciones preventivas.

Observando estas medidas, podemos darnos cuenta que solamente el ciudadano común, con su capacidad de compra y de elección de sus autoridades, puede hacer posible que las instituciones públicas y privadas responsables direccionen sus esfuerzos para detener de raíz este, que por mucho es el principal problema de salud pública.

 

  Regresar al Índice

 

Cómo Curarlas

 

 

 

 

 No Verlas Como Enfermedades Agudas

 

El fracaso de la medicina científica moderna en la curación de las Enfermedades Crónicas ha sido tratar estas enfermedades como si fueran Enfermedades Agudas, siendo que ambos tipos de padecimientos son diferentes en su esencia. Todos los Padecimientos Agudos tienen causas distintas, sin nada en común entre ellos, por lo que hay una cura distinta para cada enfermedad. Además, estos padecimientos pueden enfermar a una persona sin importar qué tan sanas se encuentren sus defensas. Los Padecimientos Crónicos, en cambio, tienen como causa común que las defensas del paciente están débiles o deterioradas, por lo que una persona con sus defensas sanas o completas no puede contraer una Enfermedad Crónica.

La cantidad de Padecimientos Crónicos distintos es ilimitada pues cuando falla la Capacidad Curativa cualquier función de cuerpo puede fallar. Pero al mismo tiempo, como todos los padecimientos tienen esta causa en común, su tratamiento es uno solo para todas y consiste simplemente en recuperar la Capacidad Curativa perdida para que sean las propias defensas las que reviertan el padecimiento. Es frecuente que junto con unas defensas débiles, exista una causa específica que defina el padecimiento en lo particular. En estos casos, la curación llegara cuando se repongan las defensas y se elimine la causa particular, que generalmente consiste en una agresión crónica.   

Por esta razón, a diferencia de las Enfermedades Agudas, los Padecimientos Crónicos, salvo excepciones, no se curan con medicamentos, sean fármacos o naturales, pues mientras no se corrija el origen del problema que es un sistema de defensa deteriorado, el padecimiento continuará. Existen miles de padecimientos crónicos identificados y de la gran mayoría no se conocen sus causas ni menos aún cómo curarlos. Pero lo que para la ciencia puede ser de enorme complejidad, para nuestro cuerpo es fácil de entender y de curar, si no lo hace es porque nuestra capacidad curativa está deteriorada. La solución es pues, recuperar nuestras defensas y mantenerlas sanas durante cierto tiempo de manera de darle oportunidad a nuestro propio organismo de curarse a sí mismo.

Otra diferencia entre los Padecimientos Agudos y Crónicos, es el tiempo que toman en su instalación y en su recuperación. En un padecimiento agudo la duración se miden en días o semanas, mientras que la instalación de un padecimiento crónico toma años y su recuperación toma más de 6 meses. Por lo general la duración del tratamiento es de un año, aunque algunos casos requieren de más tiempo.

 

 

 

Cómo Recuperar Defensas

 

Cada célula, tejido, órgano y sistema de nuestro cuerpo tiene una función curativa. A toda esta energía o capacidad curativa la llamamos defensas. Cuando por malos hábitos de vida o por agresiones del medio ambiente, obligamos al cuerpo a gastar cantidades anormales de energía para defendernos, lo que estamos haciendo es disminuyendo nuestra energía curativa o defensas disponibles. Cuando esta disminución de las defensas sucede durante un período prolongado (digamos muchos meses), ponemos en riesgo a nuestro cuerpo de que se instale un padecimiento crónico.

Cuando ya tenemos una enfermedad crónica, el tratamiento natural consiste en recuperar la mayor cantidad de las defensas mal utilizadas y mantener esta fortaleza durante un período prolongado para darle oportunidad a nuestra Capacidad Curativa natural de revertir el padecimiento.

Algunas de las principales estrategias para liberar o recuperar estas defensas debilitadas o comprometidas son:

a.-

Desintoxicación.

La limpieza de toxinas sintéticas de células, tejidos y órganos, es indispensable para liberar una parte importante de las defensas que día y noche trabajan para retirarlas del cuerpo. Los tratamientos de desintoxicación consisten en estimular los mecanismos naturales que el cuerpo tiene para colectar y retirar las sustancias indeseables. Algunas de estas terapias consisten en:

  • Estimular los riñones a través de depurativos herbolarios.
  • Estimular el Hígado con enemas, hepatoprotectores o depurativos herbolarios.
  • Estimular la sudoración a través de baños de vapor o sauna.
  • Estimular la microcirculación sanguínea con la inyección de veneno de abeja.
  • Estimular la limpieza de células y tejidos con una dieta muy alta en enzimas y demás micronutrientes (dieta de jugos).
b.-

Reducir el gasto de Energía Metabólica.

Probablemente el mayor gasto de energía del cuerpo se dedica al procesamiento de los alimentos, y entre más energía gastemos menos tendremos disponible para nuestras defensas. Las carnes rojas, lácteos, grasas, alimentos refinados (azúcar, harina y manteca), así como los alimentos procesados en fábricas, requieren de mucha energía para ser metabolizados y al mismo tiempo aportan muy pocos nutrientes útiles. Por otra parte el pescado y todos los alimentos de origen vegetal natural que se preparan en casa, aportan muchos nutrientes útiles y consumen una cantidad baja de energía metabólica. Durante los meses del tratamiento, el factor clave es mantener una alta energía curativa disponible, lo que hace indispensable llevar una dieta sana.

C.-

Evitar Pérdidas de Energía Física y Emocional.

Durante el tratamiento, el paciente deberá llevar una vida tranquila tanto física como emocionalmente. Esto implicará en algunos casos que el paciente deje de realizar su trabajo habitual o que alguna persona lo ayude en la preparación de los alimentos. Aunque no se pueda medir de manera objetiva, las emociones negativas como el estrés, ansiedad, angustia, tristeza, depresión, coraje, etc., son una pérdida de energía que el paciente deberá evitar.

d.-

Evitar la Entrada de Toxinas.

Cada toxina que ingresa a nuestro organismo significa una reducción de nuestras defensas pues implica un trabajo que nuestro cuerpo tendrá que hacer para retirarla. Identificar y evitar las sustancias tóxicas que podemos respirar y comer, forma parte importante de cualquier tratamiento para revertir un padecimiento crónico. Dos de la principales entradas de sustancias sintéticas a nuestro torrente sanguíneo son los alimentos procesados en fábricas o en cadenas de comida rápida (fábricas de comida caliente), y los medicamentos fármaco, particularmente los de uso continuo. Mantener nuestro cuerpo limpio de químicos sintéticos nos asegura una alta disponibilidad de energía curativa.

e.-

Aumentar los Micronutrientes.

La materia prima que utilizan nuestras defensas para operar, son los fitoquímicos o micronutrientes como: Vitaminas, Enzimas, Antioxidantes, Minerales, Ácidos Grasos, Aminoácidos, y cientos de sustancias más que se encuentran en los alimentos naturales de origen vegetal. Una manera de ingresar a nuestro cuerpo cantidades altas de micronutrientes con un bajo consumo de energía metabólica, es a través de jugos de frutas y verduras.

 

 

 

 Ejemplos de Tratamientos

 

Se acostumbra llamarles Tratamientos de Desintoxicación por la importancia de mantener nuestro organismo libre de toxinas, pero en general un Tratamiento para Revertir Padecimientos Crónicos es aquel que incremente nuestras defensas o Capacidad Curativa durante un período largo de tiempo (más de 6 meses). El tratamiento para sacar toxinas puede variar pero el resto de las medidas o acciones para recuperar nuestras defensas son las mismas.

En la actualidad existen diversos tratamientos naturales que funcionan a medias pues no se siguen de manera integral, estandarizada ni organizada. Estas terapias parciales ayudan pero no son suficientemente efectivas como para revertir un padecimiento crónico. Sin embargo,  también existen tratamientos suficientemente efectivos para curar una enfermedad crónica. En el botón Tratamientos Para Enfermedades Crónicas, se detallan algunas terapias, por ejemplo:

 

TRATAMIENTO CON VENENO DE ABEJA. Un ejemplo es la terapia con veneno de abeja que se descubre accidentalmente hace poco más de un siglo para curar Artritis Reumatoide, y durante mucho tiempo se utilizó solamente para esta enfermedad. En la actualidad el tratamiento se utiliza también para otros padecimientos autoinmunes pero aún se podría utilizar en cientos de padecimientos más. En resumen, el tratamiento consiste en inyectar al paciente veneno de abeja ya sea con abejas vivas o con inyecciones de veneno colectado. Se utilizan dos o tres sesiones por semana en las cuales se aplican de 20 a 30 abejas por sesión. Además incluye una dieta baja en toxinas. La forma que tiene el veneno para desintoxicar es su extraordinaria capacidad de incrementar la microcirculación sanguínea.

DIETA NATURAL Y VEGETARIANA. Un segundo ejemplo es la Dieta Vegana utilizada particularmente para revertir padecimientos metabólicos como obesidad, hígado graso, diabetes, colesterol e hipertensión arterial. Su efectividad se basa en que además de desintoxicar, corrige la causa que originó el padecimiento. La dieta es totalmente natural, sin ningún alimento procesado o refinado en fábrica, vegetariana, baja en sodio, grasas y se permite el pescado como único producto de origen animal.

TERAPIA GERSON. El tratamiento consiste en una dieta muy intensa, con grandes cantidades de jugos, enemas de café y las diversas estrategias para recuperar defensas que comentamos en el tema anterior. La dieta fue diseñada por uno de los padres de la medicina natural modera, el médico alemán Max Gerson, originalmente para enfrentar una migraña que le aquejaba durante su época de estudiante. Al recomendar la dieta a sus pacientes con la misma enfermedad descubrió que también se curaban de otras enfermedades crónicas que padecían como la Tuberculosis, muy común en aquellos años. Esta sorpresa lo hizo entender que el tratamiento no era para esa enfermedad en particular sino que lo que hacía era subir las defensas del cuerpo y que el propio organismo curaría cualquier padecimiento crónico. Durante el resto de su vida el Dr. Gerson se dedicó a perfeccionar el tratamiento y a curar de manera particular a pacientes con cáncer, una enfermedad que crecía (y sigue creciendo) rápidamente. Este es un tratamiento de tipo general que funciona para casi cualquier padecimiento. Una simplificación de la Terapia Gerson es la Dietoterapia, un tratamiento menos efectivo pensado para enfermedades donde no está en riesgo la vida.

OTRAS OPCIONES. Sin perder de vista el propósito de cualquier tratamiento que es mantener altas nuestras defensas durante un período largo de tiempo, podemos pensar en diversas variantes que se acoplen más a nuestros deseos o facilidades. Cualquier opción deberá incluir: Una dieta rica en nutrientes, fácil de metabolizar y libre de químicos; Evitar el consumo innecesario de energía física o emocional; Un cuidado especial para evitar introducir a nuestro organismo sustancias tóxicas; Así como alguna manera de estimular a nuestro cuerpo para retirar toxinas. Algunos ejemplos de desintoxicación son: Ayuno de cinco días cada mes; Utilización de cámara hiperbárica; Baños sauna o de vapor; Enemas de café; Depurativos Herbolarios, Dieta de jugos; Suplementos Antioxidantes, etc.  

Regresar al Índice